En Clave Internacional

Rove absuelve a Bush

Posted in Estados Unidos by Jaime García on 7 marzo 2010

[Texto también disponible en miradasdeinternacional.com]

George W. Bush fue un producto de Karl Rove. El asesor político era el verdadero cerebro del ex presidente de Estados Unidos –que nunca dio muestras de hacer uso del suyo propio-. Suyo fue el mérito de las victorias electorales de Bush en 2000 y sobre todo en 2004, cuando alcanzó el mayor logro de su carrera.

Rove guió a Bush en los pasos de una de las presidencias más desastrosas que se recuerdan. Al fin y al cabo, el principal estratega de Bush hijo era un genio, pero no podía hacer milagros, aunque muchos consideren que el hecho de que el anterior presidente agotara dos legislaturas al mando de EEUU lo fuera.

La ‘eminencia gris’ de Bush ha publicado Coraje y consecuencias, un libro de memorias en el que sostiene que su antigua marioneta no mintió para conducir a EEUU a la guerra de Irak. “Hubiese ocurrido la guerra de Irak sin las armas de destrucción masiva? Lo dudo”, sostiene en su libro.

En un juego sucio como es el de la política, Karl Rove argumenta que Bush no mintió sobre las supuestas armas, sino que simplemente creyó que allí había armas químicas y radioactivas que luego no estaban, razón por la cual EEUU invadió Irak en 2003, previa autorización del Congreso estadounidense para usar los medios que creyera necesario.

“Es muy poco probable que el Congreso hubiese apoyado la resolución sobre el uso de la fuerza sin la amenaza de las armas de destrucción masiva”, indica Rove, que cree que el gobierno de Bush “probablemente hubiera buscado otros medios de contener a Sadam, lograr un régimen y lidiar con las horrorosas violaciones de los derechos humanos en Irak”.

“Pero no me hago ilusiones: el hecho de que no se encontraran los arsenales proscritos causó un gran daño a la credibilidad del Gobierno“, confiesa. No hace falta ser Karl Rove para darse cuenta.

Anuncios
Tagged with: , ,

8 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Gaze said, on 7 marzo 2010 at 17:41

    Jaime, buena nota…

    -“sino que simplemente creyó (Bush) que allí había armas químicas…” . . . “Hubiese ocurrido la guerra de Irak sin las armas de destrucción masiva? Lo dudo”, sostiene en su libro.”

    Siempre supe que Bush pendía de los hilos que lo movían como un títere… y siempre he sabido que los presidentes estadounidenses son contenedores del veneno que derraman sus políticos y del mismo pueblo….

    It is what it is… my friend, although, Mr. Karl Rove appears as a very disturbing man… (suicide in the family and he’s a kind of a bastard child… ouch! it really hurt for such top adviser…).

    Con estos antecedents personales de como se hizo político este Karl, podemos confiar entonces los males de la administracion pasada en la marioneta de Karl Rove; aunque, me parece que G.W. Bush lo limpia bastante bien en sus “memorias”, Coraje y consecuencias.

    ¿Y qué se dirá entonces de la comunista, top adviser de Obama, Valerie Jarrett… una vez que dejen la Casa Blanca a los republicanos? ¿Cómo saber de esas cosas que realmente motivan a los consejeros presidenciales a planear cosas que rebotarán en sus rostros una vez fuera de poder…?

    Have a good day, bloggers!

  2. Jorge said, on 8 marzo 2010 at 1:19

    Bueno, a este personaje lo conocía desde las elecciones del 2000.

    Experto galvanizador de un mensaje que atraía la movilización del cristianismo protestante más conservador y los sectores más a la derecha del espacio republicano.

    Ni qué decir que el equipo operativo de Condoleeza Rice, Dick Cheney y Karl Rove diseñaron un corpus político destinado a “durar”: el neoconservadurismo.

    El resultado: lo ven ustedes.

    ¿Bush simplemente flotaba por encima, como la nata? No lo creo. Pero viendo las extrañas pifias de la CIA en el dossier y el extraño nerviosismo de Powell, momentos antes de su exposición ante la ONU, uno no sabe qué pensar.

  3. Jaime said, on 9 marzo 2010 at 18:31

    Hola a los dos, respecto al papel de los asesores yo recomiendo ver algún capítulo del Ala Oeste de la Casa Blanca para ver cómo se trabaja desde dentro del Gabinete. El problema de Bush es que era bastante evidente que él no sabía hacer nada por sí solo.
    Saludos

  4. emilio said, on 10 marzo 2010 at 9:47

    Si los dictadores debrían ser perseguidos por el Tribunal Penal Internacional (aunque muchos están comodamente instalados y no temen para nada la acción de este tribunal, viendo además cómo los jueces que promueven estas iniciativas son perseguidos por la “justicia”), personajes como Rove deberían ser persegudios por una especie de Tribunal Moral Internacional y deberían rendir cuentas de sus responsabilidades, en lugar de estar “tan ricamente” escribiendo libros de memorias. Un saludo: emilio

    • Jaime said, on 10 marzo 2010 at 19:14

      Hola Emilio, de asesores como Karl Rove está lleno el mundo, me temo. Recuerdo una frase de la película Frost contra Nixon, del presidente: “No estamos acostumbrados a hacer nada por nuestra cuenta”.

  5. Alvaro E.Ortuño said, on 10 marzo 2010 at 20:34

    Emilio siento decirlo pero tu ultimo comentario es o bien una soberana majadería o lo aun peor, una manifestación de pura mezquindad.

    En primer lugar, ¿quien serian los encargados de juzgar? Parece que tu mismo te ofreces como candidato.

    En segundo lugar que cuentas tiene este señor que cumplir ante ti o mejor hacia cualquiera de nosotros, yo te lo digo, NINGUNA. ¿Quien te has creído?
    Este señor como todos, es libre de hacer, dejar de hacer, decir u omitir, siempre cuando cumpla con layes del Estado en el que se encuentre.

    En tercer lugar esta propuesta, es por definición fascista. Un tribunal moral es la antesala de toda opresión.

    Francamente me siento ofendido y apenado.

    Un abrazo LIBRE http://www.libreparaelegir.blogspot.com

  6. A. Reyes said, on 11 marzo 2010 at 0:17

    Puedo comprender que este hombre defienda a Bush, teniendo en cuenta que al fin y al cabo fue su asesor, pero evidentemente ni él mismo se cree sus propias mentiras acerca de que cuando se atacó Irak se creía que habían armas de destrucción masiva. ¿Un par de fotos vía satélite donde se muestran unas formas siquiera identificables son motivos suficientes para atacar un país? Por otro lado, la idea de introducir los derechos humanos por en medio suena muy noble, pero es pura retórica. Lo realmente decepcionante es que tipos tan cultos como él (porque no dudo que lo sea) justifiquen errores tan clamorosos aún sabiendo la magnitud de las consecuencias que éstos han comportado.

    Un saludo.

  7. Jaime said, on 11 marzo 2010 at 0:38

    – Hola Álvaro, tu comentario se me había guardado en spam, no sé por qué, y he de decirte que he estado tentado de no aceptarlo, quizás hay algunas expresiones que te podías haber ahorrado. Me ha gustado el argumento de “un tribunal moral es la antesala de toda opresión”, pero insisto en que las formas en algunas cosas que has dicho no me han gustado. Saludos Álvaro.
    – Hola REyes. De acuerdo con lo último que dices, tipos tan preparados como él no deberías escribir ese tipo de cosas. Con lo fácil que resulta no mencionarlas…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: