En Clave Internacional

Populismo y desconocimiento, rivales de la inmigración

Posted in Estados Unidos by Jaime García on 10 abril 2010

[Texto también disponible en miradasdeinternacional.com]

“América para los americanos”, dicen. Los voceros y seguidores del ‘Tea Party’ reclaman una vuelta a lo más primigenio de la nación. Miles de personas integran un movimiento radicalmente contrario al poder federal y los impuestos y al presidente Obama, a quien acusan de no ser estadounidense. Reivindican los valores más conservadores del Partido Republicano y atacan sin piedad a los llamados RINOs (Republicanos Sólo De Nombre). Su discurso tiene poca profundidad, pero les llega para reclamar la devolución de América a los americanos; rechazan la inmigración y reniegan de las minorías raciales.

Llama la atención que un movimiento de estas características tenga lugar en un país fundado por inmigrantes, cuya absorción de los diversos flujos migratorios ha contribuido al desarrollo del país y a dar sentido a la identidad nacional. Estados Unidos tiene cerca de 43 millones de inmigrantes. Desde los casi 11 millones de inmigrantes que había en el país norteamericano en 1960, la tasa de crecimiento anual ha registrado unos números positivos del 2,9% anual de media, coincidiendo con un crecimiento de su economía e influencia internacional que le han situado como única superpotencia mundial.

Pese a ello, la democracia más longeva del mundo tardó bastantes más años que otras naciones europeas en abolir la esclavitud, y hace tan sólo 45 años que promulgó las leyes de Derechos Civiles. La democracia por excelencia ha ejercido el poder de manera despótica sobre una buena parte de la población.

Involución, no revolución
¿Quieren volver a ello los miembros del ‘Tea Party’? La nueva derecha estadounidense revela el carácter racista del hombre blanco que ha ido perdiendo el poder dominante del que disfrutaba, minado por las sucesivas corrientes igualitarias; liberación femenina, derechos civiles…

Según datos de Gallup, el movimiento conservador está formado mayoritariamente por hombres, que forman el 55% del total, frente al 45% de mujeres. Los seguidores de Sarah Palin y compañía no cumplen las características del ciudadano medio estadounidense, política e ideológicamente hablando. Sólo el 8% de quienes apoyan este movimiento son demócratas, frente al 32% de los americanos que se declaran como tal; el 49% de sus seguidores son republicanos, cuando el 28% de los encuestados se declaran republicanos.

El credo del movimiento del ‘Tea Party’ no es original. En tiempos de crisis, el discurso más sencillo es culpar a los inmigrantes. Las líneas maestras de las arengas racistas se basan en que los recién llegados dejan sin trabajo a los nacionales, viven de los contribuyentes por la petición de ayudas al Estado, sobrecargan servicios públicos como la salud y la educación y aumentan la delincuencia. No porque un juicio se repita con frecuencia se vuelve cierto. Nada de esto ocurre en Estados Unidos. [LEER MÁS]

Fuente: IDH 2009

Efectos positivos de la inmigración
Según refleja el Informe sobre Desarrollo Humano 2009, la inmigración aumenta el empleo, sin evidencias de que desplace a los nacionales. El crecimiento de la población debido a la inmigración aumenta el PIB real per cápita uno a uno: un 1% de crecimiento de la población por la inmigración supone un aumento del 1% en el PIB real per cápita. No sólo eso, sino que los inmigrantes también aportan otros beneficios económicos, como tasas de innovación más altas. La calidad de las universidades estadounidenses ha conseguido que un 1,3% de aumento en la proporción de graduados universitarios inmigrantes haya incrementado el número de patentes per cápita en un 15%.

Un estudio realizado en California revela que un flujo de inmigrantes durante la década de 2000 hacia zonas específicas se tradujo en un mayor crecimiento del empleo en algunos sectores, sobre todo en los servicios de educación.

Los temores de los que se oponen a la llegada de inmigrantes no tienen base argumentativa. Los nacionales cuyos niveles de escolaridad son bajos siguen teniendo ventaja frente a los inmigrantes por su dominio de la lengua y el conocimiento de las circunstancias del país. Eso les permite especializarse y optar a tareas mejor remuneradas. Hasta un 20% de los inmigrantes con educación universitaria en EEUU se encontraban sin empleo o trabajaban en puestos que requieren baja calificación en el momento en que la ONU realizó el estudio.

Sólo el 6% de los seguidores del ‘Tea Party’ están desempleados. Casi cinco de cada diez tienen trabajo a tiempo completo. El 63% de ellos tienen entre 30 y 64 años y casi siete de cada diez tienen formación básica o no tienen estudios.

La inmigración irregular, un negocio
Las arcas públicas se benefician de la inmigración, sea regular o irregular. Los migrantes irregulares aportan unos 7.000 millones de dólares anuales al Tesoro de Estados Unidos. Los empleadores no están obligados a verificar la autenticidad de los documentos de inmigración pero sí a descontar los impuestos federales a sus nóminas, lo que constituye un mecanismo altamente rentable para la Administración. Algunas estimaciones apuntan a que los migrantes irregulares suponen el 4% de la población o el 30% del total de migrantes.

Estados Unidos no es un país modelo en cuanto al sistema sanitario y, desde luego, los inmigrantes forman parte del colectivo afectado por el deficiente servicio público. A pesar del nuevo modelo impulsado por el presidente Obama, entre 15 y 20 millones de personas, en su mayor parte inmigrantes irregulares, seguirán sin cobertura sanitaria.

De nada sirve que EEUU sea la nación más rica del mundo. Porque sus prestaciones en lo referente a la educación también son francamente mejorables. Los niños de los inmigrantes irregulares tienen derecho a asistir al colegio, pero se ha detectado que el temor acerca de que se denuncie la situación irregular disuade la matrícula. El estudio Public Finance and Individual Preferences Over Globalization detectó que los nacionales tienden a favorecer medidas contra la inmigración si viven en estados con grandes poblaciones de inmigrantes y reciben beneficios considerables.

Al contrario de lo que la nueva derecha estadounidense desliza en sus discursos, inmigración no es sinónimo de delincuencia. Los datos del censo de EEUU de 2000 indican que, por cada grupo étnico, las tasas de encarcelamiento entre los jóvenes son inferiores en los inmigrantes, incluso entre los menos educados. En el intervalo de 18 a 39 años, la tasa de presos de los nacionales era del 3,5% en 2000, quintuplicando al 0,7% de los extranjeros.

Fuente: IDH 2009

Las migraciones, fenómeno histórico
Sarah Palin, Marco Rubio, J. D. Hayworht, Rush Limbaugh, Glenn Beck impulsan un movimiento que toma su nombre de uno de los acontecimientos que precipitó la revolución americana, el Boston Tea Party (Motín del Te) en 1773. Pero la historia tampoco es un argumento válido contra la inmigración.

Las migraciones no son un fenómeno propio del siglo XX. Más de medio millón de españoles y portugueses y unos 700.000 súbditos británicos viajaron a las colonias de ultramar durante el dominio ibérico en América. Entre 11 y 12 millones de africanos esclavos fueron enviados más allá del Atlántico entre el siglo XV y el siglo XIX. Durante la segunda mitad del siglo XIX, alrededor de 2,3 millones de chinos y 1,3 millones de indios llegaron al sudeste asiático, África y América del Norte en busca de trabajo.

A finales del XIX, el número de residentes nacidos en el extranjero era mayor que el actual. Estados Unidos otorgó estatus de residente permanente a aproximadamente 1,3 millones de personas, el 1,5% de la población. En 2007, ambas cifras eran inferiores: 1,05 millones y 0,3%.

Clima político y social contrario al extranjero
Las cosas no son como las pintan los líderes del ‘Tea Party’, pero el clima político generado y las percepciones provocadas en la ciudadanía afectan inevitablemente al trato de los inmigrantes y a las decisiones normativas.

El estudio Restrictive Inmigration Policies and Latino Inmigrant Identity in the United States relaciona la conciencia de la propia identidad con las políticas migratorias restrictivas. Este tipo de medidas promueve el rechazo a la identidad estadounidense entre los inmigrantes latinos.

Quienes rechazan al extranjero por el mero hecho de ser de otro país tienen pocos argumentos, y la mayoría de ellos infundados. No obstante, el miedo al inmigrante como mensaje es muy rentable en política. De esta forma el movimiento del ‘Tea Party’ ha ido creciendo cada vez más. Un 34% de los norteamericanos no había oído hablar del movimiento en febrero de este año y sólo el 18% lo apoyaba. A finales de marzo, un 37% de americanos veían con buenos ojos el ‘Tea Party’ y casi tres de cada diez se declaraban seguidores, según Gallup. Un sondeo de The Washington Post/ABC concluía que el 46% de los norteamericanos estaba de acuerdo con los presupuestos del movimiento conservador.

Otra encuesta de Quinnipiac University revelaba a finales de marzo que el 13% de los americanos se consideraba parte del movimiento, que implica un grado mayor de implicación. Parece improbable, pero estos datos revelan que 29 millones de americanos han participado de forma activa en actos o manifestaciones de apoyo al movimiento. Una encuesta de la CNN estimaba en el 11% los activistas del ‘Tea Party’, tomando activista como aquellos que han aportado dinero.

Estados Unidos presume de estar a la altura cuando las circunstancias lo requieren, como se vendió tras la elección de Obama para la presidencia del país. Las elecciones legislativas de noviembre mostrarán el rumbo que el pueblo estadounidense prefiere seguir.

Anuncios

11 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Álvaro E. Ortuño Ripoll said, on 12 abril 2010 at 2:04

    Interesante y documentado articulo felicidades, hacia bastante que no nos incitabas a un debate y sin embargo, hoy nos propones uno de los mas espinosos posibles.

    Como punto de partida y aunque no siempre es necesario aclararlo, quiero posicionarme, creo que la inmigración es enriquecedora, pero solo dentro de los cauces propios que en cada país facilite la ley.

    La inmigración es un fenómeno global terriblemente complejo, no por que su control efectivo lo sea, sino por que afecta al objeto más valioso de la creación, el hombre.
    La inmigración es tan complicada simple y llanamente por que detrás de las frías estadísticas, siempre hay personas con sus propias historias.

    Creo que todo hombre de bien debe sentir en sus adentros la paradoja que supone la inmigración, por un lado la comprensión ante aquel que simplemente lucha por encontrar un futuro mejor, dejando su tierra y familia atrás. Y por otro lado, el convencimiento, de que sin orden no hay sociedad y que las leyes existen para que se cumplan. EL problema de la inmigración ilegal es que se tensionan al extremo estos dos hechos.

    Entrando un poco mas al trapo, creo (como el texto parece demostrar) que la inmigración produce riqueza y tengo además el convencimiento que otorga la experiencia de que el colectivo inmigrante no desplaza masivamente a los trabajadores nacionales de ciertos sectores. Dicho esto, creo que toda nación tiene un alma y que es labor de quienes legítimamente la forman (ya sea por iuis solis o iuis sanguinis) formar su sugestivo proyecto de vida en común (que diría el gran Ortega).

    Para terminar, quiero hacer una reflexión y que espero no se malinterprete.
    Me apena cuando veo a los extremistas conservadores proclamar a modo de arma eso de América para los Americanos o aquí esto de España para los Españoles, como también me apenas quien les censure por ello.
    Que España es de los españoles o que EE.UU. es para los americanos, nuca debería ser un arma arrojadiza o una pieza de cualquier ideario, por que esa frase, nunca debería incitar al odio con el otro o provocar la repulsa del tolerante, por que esa frase encierra en si misma una verdad objetiva. Que toda nación esta formada por cuídanos libres e iguales entre si en su condición de nacionales.

    Un Abrazo Libre
    http://www.libreparaelegir.blogspot.com

  2. Gaze said, on 13 abril 2010 at 18:47

    “No obstante, el miedo al inmigrante como mensaje es muy rentable en política” este es el punto….

    Bloggerssss…

    Bueno el articulo, Jaime… Claro está que el asunto de los “inmigrantes”, “residentes permanentes” se distancia de los “naturalizados” quienes son los que adoptan el país que los recoge como “primera patria maternal”. De la misma forma, las etnias se dividen entre otras etnias y esas mismas etnias se dividen entre ellas….eje: educación, o estatus social… todas estas cosas son una realidad que compete tan solo la naturaleza del ser humano porque no entiendo cuando afrolatino se siente diferente a un afroamericano cuando el origen es el mismo: África… un chino no se ve con buenos ojos frente a un vietnamés, etc…

    La verdad es que el asunto de la inmigración en los USA responde a los INTERESES promovidos por los partidos, los lobbies y sus representantes + sus constituyentes de cada estado que amenazan con el voto… Quizás, el dicho popular, “todos juntos pero no revueltos” hace sentido para un país ensalada como este… porque este asunto no es cosa de los hispanos ilegales solamente, los hay asiáticos y otras etnias que se encuentran ilegales… no olvidemos que el acoso contra el inmigrante también se dio durante la inmigración italiana, judía, irlandesa y otros, pero ya vez, con el tiempo la pizza se adaptó como alimento típico del país, de la misma forma la asiática y la mexicana, etc… las culturas se adaptan siempre y cuando “todos sean parte del mismo acuario de los pececitos de oro”: un mismo idioma, una misma ley para todos, pero cuando esa leyes favorecen más unos y despotrican a otros, entonces ya ves lo que pasa….

    El asunto real y serio es que, así como hay grupos defensores del inmigrante, también los hay defensores (te party) de los ciudadanos-conservadores y que no necesariamente todos son anglos-como Rubio, hijo de cubanos inmigrantes, por ejemplo… solo se necesita un buen entendimiento de la Constitución de los Estados Unidos y aplicación de los canales legales para el inmigrante, devoción por el país y exigir sus derechos, pero no arropados con la bandera nacional donde vienen… Creo que eso es una falta de respeto a la constitucionalidad-nacional de la que hablo y una falta de respeto al mismo americano ciudadano que sus originarios sentaron las base fundacionales del país…una burla al mismo presidente que litiga el caso y una burla a otros grupos minoritarios que son legales… cierto que el inmigrante contribuye con sangre fresca en la economía del país y sus hijos serán americanos, pero porque debo pagar sus servicios sociales cuando nadie paga por los míos, siendo que yo, ciudadano de varias generaciones, pago y pago por todo lo que consumo sin exigirle al gobierno nada otra que me regrese el % de mis impuestos…?

    (Si habéis leído la tesis del fallecido Hunttington: Who Are We?: The Challenges to America’s National Identity ahí podéis comprobar que ahí hay verdades irrefutables sobre el tema inmigrante y que sin duda alguna, el mismo emigrantes de varías generaciones encuentra provocativo pero verificable…)
    Buen dia!

  3. Gaze said, on 14 abril 2010 at 17:11

    Bloggerssss… dejo esta nota que recibo diariamente en mi email y que me parece sumamente interesante sobre todo viniendo de alguien como Chomsky… por lo que la nota dice, no me queda más que corroborar todo lo que he venido diciendo sobre la actual administración… si un izquierdista como chomsky se preocupa sobre la línea social divisora que toma cuerpo y forma en los USA desde el frente derechista es porque tiene fundamentos y, esto explica las motivaciones del Te Party, y la rebelión del Corp.-ejecutivo, lobistas, etc de cooperar con las propuestas de Obama…. Si esto es así, si esto vendría a transformase en una realidad durante los tres últimos años que Obama debe terminar, no me sorprendería que algo sinistro ocurra antes de finalizar el mandato….

    Mi opinión personal en esto: Obama ha resaltado las divisiones sociales de clase en el país, algunos lo apoyan y otros lo odian; Obama en su afán sanitario ha dejado visible el odio que subyace en la interioridad de cada americano sea GOP, demócratas, independiente, o progresista, et.: Obama ha descarnado y traído a la superficie todas esas cosas que se creía que se habían ido de nuestra “modernidad pos-racial”; Obama es responsable por este trozo de historia para bien o para mal porque ha alineado el legislativo, lo cierto es que las buenas intenciones no necesariamente tienen que ser buenas para otros… en noviembre, cuando el GOP tome control de la Casa, probablemente este emborrachamiento progresista comience a tomar moderación más de acuerdo con el sentir de todo el colectivo nacional, no tan solo de los que están en el actual poder….

    (psychohistory-historical motivations)

    Chomsky Warns of Rising Fascism
    The Progressives seem to be believe that there’s
    a new danger in the US group — the danger of
    rising fascism. Here’s Chomsky’s take on the
    subject. Much of it was drawn from the displays
    of angers and hatreds in the Tea Party rallies,
    the sense of bitter hatreds that seem to mark
    most conversation and reportage these days.
    ———————————————

    Chomsky Warns of Risk of Fascism in America
    By Matthew Rothschild, April 12, 2010
    The Progressive

    Noam Chomsky, the leading leftwing intellectual, warned last week that fascism may be coming to the United States.

    “I’m just old enough to have heard a number of Hitler’s speeches on the radio,” he said, “and I have a memory of the texture and the tone of
    the cheering mobs, and I have the dread sense of the dark clouds of fascism gathering” here at home.

    Chomsky was speaking to more than 1,000 people at the Orpheum Theatre
    in Madison, Wisconsin, where he received the University of Wisconsin’s A.E. Havens Center’s award for lifetime contribution to critical scholarship.

    “The level of anger and fear is like nothing I can compare in my lifetime,” he said.

    He cited a statistic from a recent poll showing that half the unaffiliated voters say the average tea party member is closer to them than anyone else.

    “Ridiculing the tea party shenanigans is a serious error,” Chomsky
    said.

    Their attitudes “are understandable,” he said. “For over 30 years,
    real incomes have stagnated or declined. This is in large part the consequence of the decision in the 1970s to financialize the economy.”

    There is class resentment, he noted. “The bankers, who are primarily responsible for the crisis, are now reveling in record bonuses while official unemployment is around 10 percent and unemployment in the manufacturing sector is at Depression-era levels,” he said.

    And Obama is linked to the bankers, Chomsky explained.

    “The financial industry preferred Obama to McCain,” he said. “They expected to be rewarded and they were. Then Obama began to criticize greedy bankers and proposed measures to regulate them. And the punishment for this was very swift: They were going to shift their
    money to the Republicans. So Obama said bankers are “fine guys” and assured the business world: ‘I, like most of the American people, don’t begrudge people success or wealth. That is part of the free-market system.’

    People see that and are not happy about it.”

    He said “the colossal toll of the institutional crimes of state capitalism” is what is fueling “the indignation and rage of those cast aside.”

    “People want some answers,” Chomsky said. “They are hearing answers
    from only one place: Fox, talk radio, and Sarah Palin.”

    Chomsky invoked Germany during the Weimar Republic, and drew a parallel between it and the United States. “The Weimar Republic was the peak of Western civilization and was regarded as a model of democracy,” he said.

    And he stressed how quickly things deteriorated there.

    “In 1928 the Nazis had less than 2 percent of the vote,” he said. “Two years later, millions supported them. The public got tired of the incessant wrangling, and the service to the powerful, and the failure
    of those in power to deal with their grievances.”

    He said the German people were susceptible to appeals about “the greatness of the nation, and defending it against threats, and carrying out the will of eternal providence.”

    When farmers, the petit bourgeoisie, and Christian organizations joined forces with the Nazis, “the center very quickly collapsed,” Chomsky
    said.

    No analogy is perfect, he said, but the echoes of fascism are
    “reverberating” today, he said.

    “These are lessons to keep in mind.”

  4. Jaime said, on 16 abril 2010 at 20:23

    Hola Álvaro y Gaze, disculpad la tardanza en contestar, he estado unos días de viaje.
    – Álvaro, acepto el tirón de orejas. No siempre es fácil sacar temas propicios para debatir. Además, me gusta publicar cosas preparadas. Nada que no sepas, que también eres bloguero.
    Acabo de leerme (los retrasos de los vuelos dan para mucho) ‘Nación Negra, Poder Negro’, de José Manuel Roca. En él se hace un repaso de las luchas de la población afroamericana a lo largo de su historia y lo cito por lo que comentas de las normas. Opinas que la inmigración es enriquecedora, pero dentro de unas normas. Dentro de qué normas? De las mismas que relegaron a los negros a una posición de pseudo esclavitud durante años y años (más cercanos a nuestros días de lo que pensamos)? Hay que cambiar aún muchas cosas y las leyes de inmigración quizás no son las más adecuadas. Como reseño, la inmigración ilegal produce ingentes beneficios pero a cambio el Estado no provee ningún tipo de asistencia social. Me parece que es un dato a tener muy en cuenta. El mensaje de “América para los americanos” (no te malinterpreto, creo) no toma en cuenta estos datos. Sólo busca el eslogan fácil y focalizar la rabia hacia un enemigo que no es tal.

    – Gaze, insistes mucho normalmente en el tema de los impuestos, pero como decía anteriormente los inmigrantes también generan unos ingresos al EStado y luego no se ven beneficiados. La “gran” e “histórica” reforma sanitaria los deja fuera. Por eso no estoy muy de acuerdo con lo que comentas. Sobre lo que piensa Chomsky, veo improbable que se llegue a esos extremos, pero sí que me preocupan ciertas actitudes del movimento que se ha formado. Ya lo he comentado en alguna ocasión, el tea party no me gusta (por lo que proponen y por la forma en que lo hacen).

    Saludos

  5. emilio said, on 25 abril 2010 at 18:21

    Dime si me equivoco: tu artículo anterior y éste lo que ponen de manifiesto es el declive de los EEUU. Mucho se habla estos días del declive de Europa, pero me parece que los síntomas de crisis económica, política y social del modelo americano no tienen marcha atrás. Un saludo: emilio

    • Jaime said, on 26 abril 2010 at 21:51

      Hola Emilio.
      Yo no hablaría tanto de declive. Estados Unidos es un país conservador. Al menos, en la historia más reciente. Antes de la elección de Obama ha habido 28 años de gobierno republicano frente a doce demócratas (un débil Carter y un maniatado Clinton), revolución conservadora mediante. Muchas de las actitudes que se rebelan ahora son consecuencia de este periodo histórico; de ahí los problemas de Obama para sacar adelante muchas de sus iniciativas. Puestos claves, así como la mentalidad es aún demasiado conservadora para Obama.

      No creo que sea un declive como el de Europa. Lo que ha saltado por los aires es el modelo económico propuesto por los conservadores que he referido, algo que quiere cambiar Obama. El Capitalismo, seña de identidad de EEUU, no ha caído. Todo lo contrario, ninguna de las refundaciones anunciadas se ha llevado a cabo y todo sigue igual. Volveremos a crecer, luego a bajar…

      Sí creo que EEUU puede revertir en cierta manera los puntos negativos, no soy tan optimista respecto a Europa.
      Saludos, Emilio.

      PD. Me temo que estaré un tiempo sin poder actualizar el blog y además algo desconectado. Me vienen fechas de mucho trabajo. Volveré 🙂

      • emilio said, on 27 abril 2010 at 19:56

        No te preocupes. No se me ha olvidado lo que significa la época de los exámenes. De todas maneras, te agradezco el aviso. Saludos: emilio

  6. Gaze said, on 27 abril 2010 at 13:00

    Jaime, bien, buena suerte con el exceso de trabajo, por aquí también se me viene encima una tonelada este verano… y como me hubiese gustado tener mi propio blog pero por cuestiones de trabajo no me deja mucho tiempo, aunque siempre dejo algo aun que sea para leer internacionales…

    Por otra, me pareció irónico y risible que los mismos grupos de inmigrantes que una vez aparecieron rodeados de banderas nacionales de sus países para “reclamar sus derechos” en Washington, y ahora que el zapato les apretó fuerte en Arizona salieron a la calle con una bandera americana gigantesca, para que todo el mundo la vea… jejeje, no hay duda que ahora somos todos racistas mientras tanto Obama dice algo al respecto pero no mucho porque jugar esa “carta racista y divisional” entre los 12 millones de inmigrantes indocumentados será solo para ganarse esos votos hispanos en noviembre… después de eso continuarán las deportaciones y detenciones civiles… (:=

  7. emilio said, on 21 mayo 2010 at 22:04

    Hola Jaime: ¿cómo lo llevas? Ánimo, que ya te queda poco. Un abrazo: emilio

  8. Azpeitio said, on 23 junio 2010 at 20:20

    Gaze:

    Yo soy gran “racista”, no me gusta que a quien le dé la gana se nos meta hasta por debajo de la puerta. (Para eso está la España de Zapatero.) Me parece que esta gente no comprende que una cosa es ser inmigrante LEGAL, al extranjero ilegal que se mete por la fuerza. Bueno, no es que sean tontos, es que como son sociocomunistas, no les conviene entender. Lo que si está claro en la mente de los sociocomunistas es que estamos obligados a tolerar todo tipo de abuso de nuestras leyes migratorias.

  9. Azpeitio said, on 23 junio 2010 at 20:29

    “Un estudio realizado en California revela que un flujo de inmigrantes durante la década de 2000 hacia zonas específicas se tradujo en un mayor crecimiento del empleo en algunos sectores, sobre todo en los servicios de educación.”

    ¿Y donde no? Si hay que educar a cuanto mexicano se nos mete. Y como los maestros de escuela los paga el gobierno, es una “maravilla”, ¿no? Nuestra economía crece como loca cuando tenemos que mantener tanto parásito. Me parece que estos comunistas no entienden que crecer el gobierno no es lo mismo que crecer la economía. Gran beneficio obtenemos de importar jardineros y sirvientas que ni impuestos pagan, no hablan inglés, reproducen como conejos, demandan ayudas estatales, y forman la clase más baja del país.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: