En Clave Internacional

Cuestión de lenguaje

Posted in Estados Unidos by Jaime García on 31 mayo 2010

Foto: White House

Texto también disponible en miradasdeinternacional.com

En política, el uso de la palabra es fundamental. No importa únicamente qué y cómo se dice algo, también el contexto. Pensamos mediante palabras. Términos que inevitablemente se localizan en un marco. El lingüista George Lakoff defiende que los republicanos descubrieron esta circunstancia mucho antes que los demócratas. Concretamente, hace unos cuarenta años.

Los think tanks se pusieron en marcha y comenzaron a crear marcos favorables a través de la difusión de ideas e iniciativas basadas en valores conservadores al tiempo que locutores y comentaristas republicanos fueron ocupando la pantalla del televisor. Hoy, la gran mayoría de los bustos parlantes son conservadores. En los últimos cuarenta años, sólo catorce han conocido un presidente demócrata.

Es por eso que la tarea de Barack Obama no está resultando sencilla. Cambiar de marco es duro. Más aún cuando se trata de uno tan arraigado como el creado por los republicanos. Cuando los hechos no encajan en los marcos, los marcos se mantienen y los hechos se ignoran, dice Lakoff.

Las posibilidades del Partido Demócrata en las elecciones de noviembre pasan, en parte, por cómo logre el equipo de Obama vender la reforma sanitaria. Los sondeos dicen que alrededor del 60% de la población desconocen cuál será la incidencia de la nueva ley en sus familias. Así que hay lugar para lograr ese cambio de marco deseado.

La estrategia de la Casa Blanca trabaja también en esa dirección con otros aspectos. Obama ha logrado encauzar el debate sobre la reforma financiera hacia un plebiscito sobre la responsabilidad de los que causaron la crisis. El tono de la política exterior cambia poco a poco gracias a decisiones como la de acabar con el concepto de guerra contra el terror. El desastre ecológico en el Golfo de México está afectando más a la imagen de BP que a Obama.

La Casa Blanca logra tomar ventaja una y otra vez sobre los republicanos a la hora de lanzar nuevos debates. La actitud reactiva del partido de la oposición no puede con un presidente a la ofensiva. El presidente Obama trabaja en la creación de marcos diferentes, con ideas y valores contrapuestos a los aún hoy dominantes en Estados Unidos. No obstante, no todo son victorias para el presidente norteamericano, cuyo nivel de popularidad es similar al que tenía antes de aprobar la ley de Sanidad. Los republicanos han tomado la delantera en el debate sobre la inmigración y, entretanto, Obama pierde el apoyo de los hispanos. Las elecciones de noviembre se juegan en el terreno del lenguaje.

Anuncios

8 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Laura said, on 31 mayo 2010 at 23:24

    Al final lo que pasa es que, en no pocas ocasiones, en política cuentan más la palabras que los hechos. Es cierto, hablamos y pensamos en base a ellas. Opinamos sobre los discursos, sin a veces contrastar, comprobar en qué hechos se traducen. Las palabras están sustituyendo a menudo a la acción, lo cual en mi opinión, conlleva también actitudes irresponsables por parte de muchos.

  2. Héctor said, on 2 junio 2010 at 15:43

    La política se trata de vender mediante la palabra; vender una idea, una forma de pensar o una burra, es igual, el caso es vender. La televisión tiene mucho que ver en lo que dices, Laura. La televisión hace que todo se reduzca a un titular, a un eslogan; no caben los argumentos lógicos. La política lo sabe y así se convierte en un cúmulo de titulares sin argumento.

    ¿Qué Obama está perdiendo el apoyo de los hispanos? ¿A pesar de la nueva ley de inmigración de Arizona? Increíble.

  3. emilio said, on 2 junio 2010 at 17:50

    Pues yo tendría que leer más acerca de la teoría de los “marcos” de Lakoff, porque por lo visto aquí, puede significar mucho o puede no significar nada: “En política, el uso de la palabra es fundamental. No importa únicamente qué y cómo se dice algo, también el contexto”: ¿qué diferencia hay con “el medio es el mensaje” de McLuhan? y ¿a cuántas interpretaciones ha dado lugar? Un saludo: emilio

  4. Jaime said, on 3 junio 2010 at 10:53

    HOla a todos.
    Laura y Héctor, estoy en vuestra línea. Pero lo que trataba de decir es qeu no sólo se buscan titulares, sino la creación de marcos, de un clima de opinión favorable a una determinada tendencia. Lakoff habla de la formación de estructuras cognitivas que apuntan a una determinada tendencia.
    Emilio, hay un libro que se lee en dos tardes de Lakoff que se llama No pienses en un elefante en el que explica todo esto. También tiene otro más amplio que no he leído y ahora no tengo el título. Y creo que significa bastante. Habla de cómo los conservadores empezaron a crear think tanks con el objetivo de llenar la televisión de comentaristas, los periódicos, orientar los discursos hacia un único objetivo: el de imponer el modelo de “padre estricto” republicano frente a los demócratas “padres protectores”. Échale un vistazo si puedes.
    Saludos a todos y gracias por escribir.

  5. Héctor said, on 4 junio 2010 at 14:00

    ¿Esa iniciativa republicana de crear ‘think tanks’ puede explicar que uno de los medios más influyentes y populares de Estados Unidos (FOX) esté en manos conservadoras? Sin olvidar el interés empresarial del señor Murdoch, por supuesto. Quiero decir, ¿Murdoch se interesó por la FOX por que ya poseía carácter conservador? ¿En qué época situamos la creación de esos ‘think tanks’? Creo que esa apreciación del libro de Lakoff de llenar los medios de ‘portavoces’ conservadores es bien interesante y ajustada a la realidad que viven hoy los medios estadounidenses.

    • Jaime said, on 7 junio 2010 at 11:24

      Qué tal Héctor.
      Lakoff sitúa el inicio de esta estrategia republicana en los años 70. y la situación actual es consecuencia directa de la iniciativa de los republicanos. Lakoff dice que el 80% de los “bustos parlantes” son republicanos. Ahora bien, lo que me preguntas sobre Murdoch no te lo sabría contestar. En él mandan más los intereses económicos que ideológicos. De todas formas, intentaré enterarme.
      Saludoss

  6. Gaze said, on 22 junio 2010 at 4:25

    Qué tal… blogeeers, hola Jaime…

    Bueno, sí y no con eso del lenguaje. Pues, así como lo entienden los lingüistas esta bien, todo es pura cuestión de ecos que causa la polifonía política; pero yo atendería más a la cuestión de las imágenes de nuestros políticos ya que eso se puede leer con mucho más precisión que los controlados discursos obamianos que aparentan realidades.

    Aun me queda resonando esas imágenes inaugurales de Obama y su esposa luciendo un horrendo traje como consigna popular que portaba los colores anarquistas (negro, rojo) y que diferencia ahora después de un año… seguimos en Irak, continuamos en Afganistán, Irán continua su trayectoria nuclear, Corea del Norte hace de las suyas, la política internacional se sitúa más a nivel del manda más burocrático y aún no cerramos Guantánamo y mantenemos más de 180 bases militares con avanzada tecnología en el planeta.

    Y aquí en casa, continúan las deportaciones, Arizona amartilla su ley y hay otros estados que comienzan a creer que es buena cosa… el pb como loby potente se ríe del Ovalo, Obama gruñe y gruñe pero ya no asusta a nadie, y el partido conservador-republicano crece cada día con nuevos republicanos de cada estado, los wing voters e independientes afilan sus votos mientras los números del desempleo no bajan, pues los medio informativos especulan pero no hay verdad en ellos; por otra, la reforma sanitaria se le clavó al colectivo-nacional como una espina enconada que no cura y en noviembre para las pre se amputará esa gangrena a base de voto para cicatrizarla… la popularidad de Obama es pura polifonía mientras sus actos teatrales se leen con la facilidad de un chico de diez años…. el desastre del crudo que sigue sangrando cerró las puertas de trabajo para el pesquero, Obama va allá y hace una aparición forzada por sus consejeros, camina en la playa y recoge un puñado de arena sucia de petróleo, mueve la cabeza en señal de desapruebo, le observan, le miran y ya saben que Obama nada puede hacer… solo hablar y hablar mientras el crudo continua desbordándose y matando lo que encuentra a su paso oceánico… 68 días y nada… esa imagen se suma a otras, pues no hay necesidad de rectificarlas.

    ¿Cuál será el futuro de este presidente…?

    • Jaime said, on 23 junio 2010 at 21:32

      Hola Gaze, qué tal
      No comparto todas tus opiniones sobre Obama. Es evidente que hay cosas mejorables, como en todo. Pero Obama está demostrando sentido común en todos sus pasos y los principios que rigen sus movimientos responden a lo que prometió antes de ser presidente. Cuando finalice su mandato será tiempo de calificar su gestión. Aún está en camino de muchos proyectos.
      De todos modos, su ambicioso programa requiere dos mandatos. Y para que no repita mandato hace falta una oposición creíble y con un líder capaz de unificar las tendencias en el Partido Republicano y que pueda ganarse a los independientes, y no sé si eso será posible.
      Saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: