En Clave Internacional

A pledge to America

Posted in Estados Unidos by Jaime García on 24 septiembre 2010

En política casi todo está inventado así que los republicanos han decidido regresar al ‘Contrato con América’ de 1994. ‘Promesa para América’ es el nombre del documento que recoge la nueva estrategia republicana para hacerse con el control de las Camáras en noviembre. El programa pretende revocar la reforma sanitaria. Asimismo, incluye la intención de congelar todos los impuestos durante dos años. Este es el documento completo de la nueva estrategia republicana.

A pledge to America

Las miserias de Sarah Palin

Posted in Estados Unidos by Jaime García on 17 septiembre 2010


Poco después de su deslumbrante aparición en las pasadas elecciones presidenciales, Sarah Palin entró en una depresión, cercada por las críticas vertidas en los medios de comunicación y las dudas sobre su capacidad para el puesto al que aspiraba. Su equipo de asesores, desesperado, recurrió a Joe Lieberman con la esperanza de que éste la ayudara a salir del bache.

Lieberman le aconsejó que se preguntara por qué había llegado a la candidatura de McCain. “Joe -respondió-, no puedo imaginar ninguna otra razón para estar aquí excepto que estaba destinada a ello”. Y es que sólo el destino puede explicar que Sarah Palin sea ahora la figura más popular de los republicanos.

La suya es la historia de cómo hacer creíble una estrella vacía. El secreto está en las fichas. Así es cómo el equipo de campaña de McCain logró modelar a Palin. No sabía nada. En una de las primeras sesiones posteriores al anuncio de su candidatura a la vicepresidencia de EEUU, descubrió La Guerra Civil española y cómo después estallaron la Primera y Segunda Guerra Mundial, seguidas de la Guerra Fría.

Su equipo de asesores se afanaba en explicarle que Saddam Hussein no atacó Estados Unidos el 11-S. También desconocía Palin las funciones del FBI ni llegaba a entender por qué Corea del Norte y Corea del Sur eran países separados. “Ojalá hubiera prestado más atención a este tipo de cosas”, exclamaba tras el torrente de información asimilado.

Dos años después es la bandera del pujante movimiento del Tea Party, cuyo radicalismo está arrinconando al Partido Republicano a la derecha más reaccionaria. El Tea Party ha logrado la victoria en las primarias de seis de sus candidatos al Senado. La virulencia del movimiento conservador amenaza con alterar el difícil equilibrio bipartidista en Washington y llegar incluso a bloquear la gobernabilidad del país durante años.

Mientras tanto, Sarah Palin impulsa su estrella de la mano de un discurso fanático, racista, nacionalista y fuertemente populista, aunque desprovisto -aún- del componente de la violencia. 2012 está en el horizonte de Palin.

La evolución del retrato de Obama

Posted in Barack Obama by Jaime García on 9 septiembre 2010

La historia de Obama al frente de la nación más poderosa del mundo es la de una popularidad en decadencia. El extraordinario movimiento generado durante la larga campaña electoral que precedió su elección ha ido decayendo con el tiempo y ahora su índice de aprobación se fija en el 45%. Si se cumplen las encuestas, los republicanos ganarán 50 nuevos escaños en la Cámara de Representantes y los demócratas podrían quedar con menos de 50 senadores. La marca Obama generó y sigue generando multitud de retratos. Lo que sigue es un pequeño ejemplo de lo que genera la figura del presidente de EEUU.

Obama encarnó como ningún otro candidato el sueño americano. Su equipo supo atribuir a Obama los mejores valores estadounidenses.

(more…)

¿Reivindicación de Bush?

Posted in Estados Unidos by Jaime García on 1 septiembre 2010

Entre la Guerra Civil y 1933, los republicanos ganaron 12 de las 16 elecciones presidenciales celebradas en Estados Unidos. Esa etapa precedió a la depresión de 1929. Entre 1968 y 2008, los republicanos han ocupado la Casa Blanca durante 28 años, sólo interrumpidos por los mandatos de Carter y Clinton. George W. Bush finalizó esa etapa dejando al país sumido en la peor crisis financiera desde 2009.

En el momento más bajo del mandato de Obama, el ex presidente Bush goza de un momento de creciente aceptación cuando no de afecto. Tiempo, por tanto, de recordar algunos datos* del peor presidente de la historia del país, según coinciden decenas de analistas e historiadores.

La popularidad de Bush era en febrero de 2008 del 19%. Nixon tuvo en su peor momento un apoyo del 23%.

ECONOMÍA

Bush hijo dilapidó el superávit fiscal del 2,2% del PIB (236.000 millones de $) dejado por Clinton. Entre 2001 y 2007, la deuda federal pasó del 58 al 65% del PIB, unos 400.000 millones de dólares (294.000 millones de euros). Bush padre ya había dejado un déficit de 255.000 millones de dólares.

Casi 37 millones de personas vivían al final de su mandato bajo el umbral de la pobreza. En 2001, el número de personas oficialmente pobres era de 31,6 millones.

En el mandato de Bush se crearon 370.000 empleos anuales frente a los 1.760.000 creados en la presidencia de Clinton. La tasa del desempleo se fijó en el 6%. número de empleados a tiempo parcial creció en 5 millones.

El salario semanal medio descendió 3,55$, colocándose en 602$ (415€).

Bush dejó un descenso de la actividad productiva del 9%, del 22% en la exportación y del 20% en el consumo de bienes duraderos.

SISTEMA FINANCIERO
Quiebra de varios fondos de inversión de Bearn Sterns.
Quiebra de Lehman Brothers.
Rescate de Fannie Mae y Freddie Mac por parte de la Reserva Federal.
J.P. Morgan compró el Bear Sterns.
El Bank of America salvó a Merry Linch.
Bernard Madoff estafó alrededor de 500.000 millones de dólares.

POLÍTICA EXTERIOR
Coste de la guerra de Irak: 784.000 millones de dólares
Coste de la guerra de Afganistán: 321.000 millones de dólares
Ambas han involucrado a más de dos millones de personas y significan el conflicto más caro para Estados Unidos, sólo superado por la II Guerra Mundial.

Antes de los atentados del 11-S, el 58% de los países tenía una opinión favorable de EEUU; en 2008 había caído al 39%.

SISTEMA SANITARIO
93 millones de personas recibían una asistencia insuficiente. Cuando Bush llegó a la presidencia, 38 millones de personas no tenían atención médica particular, aunque se podían acoger al sistema Medicaid. A pesar de que el gasto estatal era un 17% del PIB, el mandato de Bush acabó con 47 millones de personas sin atención médica particular.

* Los datos están tomados de The New York Times y del libro La reacción conservadora. Los neocons y el capitalismo salvaje, de José Manuel Roca.