En Clave Internacional

La rabia más pura

Posted in Fotografía by Jaime García on 17 diciembre 2010

La Tierra se quejó. Lo hizo por tierra, mar y aire. El cielo se cansó de los voladores intrusos y un volcán en Islandia escupió la oscuridad. Todo volvió a la calma durante varios días hasta que la insistencia de los ocupantes venció la resistencia de quien se sabe poderoso.

El volcán de nombre impronunciable Eyjafjallajokull puso en jaque el tráfico aéreo mundial.

Quizás fue la rabia la razón que le llevó a llorar, tanto que puso en jaque al sexto país más poblado del planeta. 20 millones de personas consideraron desmedida la respuesta. Quizás no sabían que no era ira lo que mostraba quien vigila día y noche desde lo más alto. Era impotencia.

Graves inundaciones en Pakistán

La que pudo sentir cuando veía extenderse una mancha negra sobre lo que debería ser del azul más puro. Miles de nómadas dejaron de vivir entre el agua y el aire. Y los residentes, en el fondo de los océanos, fueron cubiertos por una manta inesperada. Frustración. Miedo. Temblor…

Así quedó el Golfo de México

Demasiado. Así arrasó a quien menos lo merecía. Más de 200.000 pobres luchadores vieron como su naturaleza impostada caía sobre ellos. La mano transformadora, la ocupante, otra vez indefensa. Solo que en esta ocasión fue especialmente cruel. El más fuerte atacó al más débil, sin instrumentos de defensa. Ni antes. Ni después, cuando la desgracia se vistió de cólera entre el millón de castigados que vagaba por lo que quedaba de las calles.

11 de febrero de 2010. Rodrigo Abd.

La tierra perdió los nervios y se atacó a sí misma. La furia encendió una chispa entre el verde más puro del territorio europeo más vasto. Cuando quiso solucionarlo era demasiado tarde. Una caballería de color fuego trotó sobre los miles y miles de criaturas del bosque que buscan el Sol. Las llamas tornaron en gris y cubrieron de tristeza parte del continente.

Rusia tomada desde el satélite Aqua de la NASA Sonda Atmosférica Infrarroja (AIRS) el nueve de agosto.

Y, claro, llegó el arrepentimiento. Así es como 33 usurpadores su purgaron en el camino al centro de la Tierra durante una gestación de noches sin fin. Una larga gestación -69 deliberaciones sin acuerdo- devolvió a la vida a aquellos que, no obstante, seguirán agrediendo a la madre naturaleza.

33 mineros chilenos sobrevivieron a 69 días atrapados

Anuncios

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. A. Reyes said, on 17 diciembre 2010 at 20:49

    Por primera vez debo recriminarte un error. Me parece incorrecta la etiqueta de Fotografía, debería ir a Poesía 😉 En serio, el texto supera a la imagen, aunque ambas conforman una simbiosis maravillosa.

    • Jaime said, on 17 diciembre 2010 at 20:53

      Gracias!! Me lo tomo como un halago viniendo de ti. Lo cierto es que no me siento muy cómodo en ese registro pero era un ejercicio del Máster y lo apreveché.

      Un saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: