En Clave Internacional

Obama vuelve a seducir

Posted in Barack Obama by Jaime García on 13 enero 2011

El post también se puede leer -MÁS COMPLETO- en jaimegarciag.blogspot.com, próximamente la nueva dirección del blog.

El discurso de Obama en el funeral por la matanza de Arizona recordará a aquellos que se movilizaron para llevarle a la presidencia por qué le votaron en 2008. Las posibilidades de que Obama gane las próximas elecciones de 2012 suben irremediablemente. Es la opinión de David Remnick , director de «The New Yorker» y autor de la biografía del presidente de Estados Unidos, «The Bridge».

A su modo de ver, fue su mejor discurso desde «A more perfect union», en marzo de 2008, y el mejor como presidente. Obama se elevó por encima de las disputas políticas para mostrar su lado más presidencial y conciliador. «Usemos esta ocasión para escucharnos con más cuidado, para afinar nuestros instintos hacia la empatía y recordarnos todas las maneras en las que nuestras esperanzas y sueños están unidos», dijo.

Obama evitó señalar a los republicanos como culpables de los hechos del pasado sábado 8 de enero: «Solo un discurso público más honesto y civil puede ayudarnos a afrontar nuestros retos como país». El presidente americano vuelve a tomar el control del discurso político después de los éxitos que precedieron en diciembre a la formación de unas Cámaras dominadas por los republicanos, cuya estrategia debe variar

La carrera de Obama es la de la superación constante. Cuando se iniciaba en los cargos públicos, su precipitación le llevó a perder con estrépito frente a Bobby Rush por un puesto en la Cámara Alta del Congreso. En medio de su «viaje improbable» hacia la Casa Blanca el escándalo del pastor Jeremiah Wright estuvo a punto de apearle del camino pero emergió con uno de los discursos más recordados. Ya al mando del país más poderoso del mundo, las pasadas elecciones de noviembre asestaron a Obama una bofetada que le obligaron a recomponer su equipo después de dos años en los que logró triunfos tan sonados como la reforma de la sanidad o el sistema financiero.

En medio de su recuperación, el corresponsal Marc Bassets señalaba en una crónica en diciembre que el nuevo Obama empezaba a tomar forma. «Y quizá será más fuerte», decía. Por esas fechas, mientras los republicanos se felicitaban por su victoria, los demócratas apuraban sus últimos días con la aprobación del tratado START, el plan de recorte de impuestos y la ley DADT.

A dos semanas de del discurso del Estado de la Nación, Obama es de nuevo un gigante. Su idea de la unidad entre los americanos recupera credibilidad y son los republicanos quienes están obligados a adaptarse a un debate más moderado puesto que el extremismo del Tea Party queda desacreditado. Y en el horizonte 2012. Su victoria, mucho más cerca. Cuatro años más al proyecto de Obama podrían escorar a la izquierda el centro del debate en Washington. Si logra remontar la debilidad de la economía, nadie podrá pararlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: