En Clave Internacional

Hernán Casciari o cómo ser feliz con una revista sin publicidad

Posted in Periodismo by Jaime García on 25 enero 2011

El post se puede leer entero en jaimegarciag.blogspot.com, próximamente la nueva dirección del blog.

«Orsai» es una adaptación criolla del término «offside», fuera de juego en inglés. En fútbol, señala una posición antirreglamentaria de un jugador. En el mundo de Hernán Casciari, se refiere a una forma de entender el periodismo y la literatura fuera de una industria editorial que se dedica a «fabricar libros como quien hace chorizos».

El escritor, dramaturgo y bloguero nacido en Buenos Aires, cansado de las imposiciones de un sistema que «no es coherente con quien lo dirige», se lanzó a una aventura sin red que, en realidad, sí la tenía: «Dispuse 100.000 euros para pérdidas. Del primer número esperábamos vender 3.000 ejemplares y 10.000 en el cuarto. Hemos vendido 10.080 copias con la primera entrega».

«Orsai» es una revista de cuatro números -el primero con más de 200 páginas- dedicada a textos de ficción y naracción periodística. Y sin publicidad. Casciari explicó en una visita a ABC que a modo de «transgresión de rebeldía adolescente», junto a su inseparable Chiri Basilis, decidió lanzar una revista al revés, con interlocución directa con el lector. Los intermediarios, acostumbrados a ganar en un negocio hecho a su medida, quedaban fuera de la distribución, que en el primer número se ha realizado a partir de peticiones individuales a través de internet.

Seguir leyendo

La esencia del periodismo es historia

Posted in Periodismo by Jaime García on 12 enero 2011

El post también se puede leer en jaimegarciag.blogspot.com, próximamente la nueva dirección del blog.

Ramón Lobo, reportero del diario «El País», visitó hace unas semanas el Máster de ABC donde enfatizó la necesidad de buscar historias en un periodismo que ya no las cultiva. La reforma sanitaria que aprobaron las Cámaras de Estados Unidos ocupó páginas y páginas de información en periódicos de todo el mundo. Pero Ramón Lobo no vio un solo artículo que relatara la vida de un ciudadano sin acceso a la sanidad: «¿Cuántos reportajes de gente que vive sin sanidad hemos leído?».

El último gran logro que ha llevado al mundo del periodismo a autoerigirse por enésima vez en el garante de la democracia y la paz mundial, la filtración de cables diplomáticos de Estados Unidos por Wikileaks, se limita a un ejercicio de asimilación de ingentes cantidades de información y transcripción a un lenguaje periodístico. Falla la búsqueda de historias, el tiempo necesario para convertir una información más que valiosa en un documento que traspase la mediocridad del material que se publica hoy en los medios de comunicación.

Esta no es una característica propia de estos tiempos tan borrascosos. En 1945, tras la explosión de las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki ocurrió algo similar. Pero como siempre hay excepciones, y «The New Yorker» es una, el editor William Shawn recurrió a John Hersey, entonces afincado en Sanghái como corresponsal conjunto de «The New Yorker» y «Time», para que paliara la ausencia de lo humano en la información referida a los brutales acontecimientos del 6 y 9 de agosto.

(more…)

Ramón Lobo y el periodismo sin adjetivos

Posted in Periodismo by Jaime García on 15 diciembre 2010


Los hábitos para informarse han cambiado. El público joven olvida los periódicos porque en las ediciones digitales encuentran los mismos contenidos actualizados. Las webs con cada vez más completas. Twitter se empieza a asentar como una fuente de información más. Las alertas, las últimas horas, las suscripciones RSS, las versiones para teléfonos móviles…

Estamos saturados de información. Ahora bien, ¿qué tipo de información nos martillea a cada instante? El reportero Ramón Lobo pasó por el Máster de ABC para hablar de periodismo, el que hace historias humanas. Así es como lo entiende. Estos días, “los periodistas están tan ocupados del Twitter y los blogs que no tienen tiempo de informar”, bromeó. El periodismo no tiene adjetivos. Solo hay uno.

Salir a la calle, hablar con la gente, preguntar, buscar las historias geniales que cada uno porta… esa es lo que permite aportar una mirada distinta. “¿Cuántos reportajes de gente que vive sin sanidad en EE.UU. hemos leído?”, se preguntó, en contraposición con la avalancha de noticias que provocó la reforma de Obama. A quien ha pasado por Bosnia, Irak, Afganistán, Kosovo, Ruanda o Nigeria, el número de corbatas sumado al número de páginas de un periódico le revela el índice de aburrimiento.

Cuando uno le escucha hablar, tiene la impresión de que se aburre mucho en Madrid, como si estuviera fuera de su hábitat natural. A la espera de nuevas aventuras, Ramón Lobo escribe en sus blogs. En uno, donde le pagan, escribe de información internacional; en el otro se divierte. Dice que confía mucho en internet, medio al que las grandes cabeceras deben adaptarse lo antes posible: “El tiempo que le queda de influencia al papel es el que tenemos para posicionarnos”.

Ramón Lobo es crítico con lo que se hace en la prensa española. A veces tiene la sensación de que los periódicos viven en un mundo paralelo que ellos mismos retroalimentan. Y es que la labor del periodista no es sentarse en la misma mesa que el poder, sino ser la “gente que moleste”. Wikileaks ha venido a recordarlo. Porque, a pesar de todo, es el “negocio del periodismo” el que está en crisis, “no el periodismo”.

Domoslawski: “Algunos libros de Kapuscinski prefiero ponerlos en la estantería de literatura”

Posted in Periodismo by Jaime García on 16 noviembre 2010

El autor de la biografía de Ryszard Kapuscinski, Artur Domoslawski, nos ha visitado hoy en el Máster de ABC. ‘Kapuscinski non fiction’ revela que muchas de las cosas que contó el periodista no son ciertas y que trabajó para los servicios de espionaje de la Polonia Comunista. Esta es la crónica de la charla de casi dos horas:

Domoslawski, durante la charla.

Ryszard Kapuscinski fue el gran testigo del siglo XX. El periodista polaco creció bajo la sombra de la II Guerra Mundial, estuvo presente en el fin de los imperios coloniales en África, reportó guerras y pasó por Europa y América. Pero hasta ahora, nadie había indagado en su vida como lo ha hecho Artur Domoslawski, periodista polaco que estos días presenta la biografía ‘Kapunscinski non fiction’.

Domoslawski contó en su visita a ABC que su trabajo es el “relato de un niño de guerra, de un militante, un poeta, un revisionista, un pensador, un escritor y un periodista”. En este sentido, Domoslawski cree que los experimentos de Kapuscinski con las formas narrativas le llevaron a traspasar las fronteras que hay entre el periodismo y la literatura. “Ciertos libros los prefiero poner en la estantería de literatura, ‘El Emperador’ o ‘El Sha’ son literatura”, sostuvo Domoslawski.

¿Significa eso que el maestro de periodistas no contó la verdad en sus reportajes? Domoslawski no lo cree así: “No fue mentiroso ni arrogante, a veces utilizaba técnicas literarias pero hacía un trabajo periodístico”. Kapuscinski era consciente de la leyenda que rodea a los escritores, reflexionó el periodista polaco, y por ello no rectificó errores como el que afirmaba que conocía al Che Guevara. “Le gustaba la admiración, creo que ese dato debería haberlo corregido”, comentó.

El autor de ‘Kapuscinski non fiction’ justifica su trabajo como un intento de entender el contexto que marcó al famoso periodista: “Cuando descubrí que ciertas cosas que contaba no eran verdad dudé si seguir o no. Concluí que para contar sus aspectos más polémicos debía entender todas las circunstancias que rodearon a su figura”. Domoslawski contó a ABC que el libro está escrito desde la admiración de un amigo hacia su mentor y maestro. “Nunca pensé en escribir la biografía de Kapuscinski. Lo hice cuando, ya fallecido, quise conocer mejor su vida. Quise conocer su camino, sus dilemas. No me hubiera sentido tan libre en la investigación si siguiera vivo”, admitió.

El libro revela también que Kapuscinski trabajó para el servicio de inteligencia de la Polonia Comunista durante sus viajes al extranjero. Domoslawski quiso relativizar la cuestión: “No se puede decir que colaborara con el Partido Comunista porque defendió esa idea hasta los años 80. No le suponía ningún compromiso. Además, era el peaje que tenía que pagar. En su época los periodistas eran del Estado y tenían la doble labor de informar y mandar informes al Estado”.

Según Domoslawski, a Kapuscinski “le dolían mucho las críticas”. ¿Cree que estaría feliz si leyera su libro? “No -respondió-, pero es más que un libro de periodismo. Hay muchas partes de las que estaría contento. Él hubiera querido que fuera yo quien contara lo que se dice en el libro, aunque tengo dudas de que quisiera que se revelaran ciertos datos”, ironizó. Artur Domoslawski asegura que cuenta todo lo que ha descubierto. Lo mejor, dice, es que lo haga alguien que le admira. “Hoy, como le entiendo mejor, le admiro más”, concluyó.

Los medios se agarran a Internet

Posted in Periodismo by Jaime García on 5 octubre 2010

El mercado de las revistas en los dispositivos como el iPad o los smartphones podría crecer hasta los 3.000 millones de dólares de facturación en el año 2014. Según estima Next Issue Media, el incremento en los beneficios supondría ingresar 1.300 millones más. No obstante, este crecimiento sólo representa el 10% respecto a los ingresos de todas las revistas norteamericanas en el año 2009.

La llegada del iPad ha dado una vuelta de tuerca a los e-readers desarrollados hasta ahora. El dispositivo de Apple se proyecta como una plataforma de distribución de contenidos inmejorable. Vanessa Jiménez, ex directora de lainformación.com, destaca su facilidad de uso. “Es un dispositivo de uso muy sencillo, por lo que está llegando a grupos de edad avanzada. La gente de más de 60 años está familiarizándose con Internet gracias a él. Esto implica que la audiencia está creciendo, cosa que a priori parece buena”, señala la periodista. En la misma línea, Jordi Pérez Colomé, periodista free-lance y bloguero, comenta los beneficios de la popular tableta a la hora de promover la lectura: “El iPad será un modo de leer más lo que por ahora casi todos hacemos con el ordenador”. “Todo lo que facilite la lectura ayudará al periodismo”, señala. Se estima que en el primer año de vida del iPad, se venderán alrededor de 150.000 unidades.

Y es que el futuro de los medios de comunicación es digital. La penetración de Internet ya es similar al de la prensa. Según la segunda oleada de 2010 del Estudio General de Medios (EGM), la penetración de la Red sube hasta el 36,8% de la población mientras que la de los periódicos se queda en el 38,8%. Los 15 millones de usuarios únicos de medios digitales registrados en julio, según Nielsen, igualan a los lectores de periódicos.

La publicidad se desplaza

Consecuentemente, la publicidad sigue el camino trazado por las audiencias. El primer semestre del año experimentó un nuevo crecimiento de dos cifras de Internet. La inversión publicitaria en la Red subió un 13,5% hasta los 152 millones de euros, según datos de InfoAdex. “La publicidad va migrando poco a poco de los medios más convencionales a Internet, pero no lo hace todo lo rápido que quisiéramos”, apunta Vanessa Jiménez. ¿Qué alternativas a la publicidad tiene los medios para financiarse? “Por ahora no muchas. De todas formas, y aunque el mercado español vaya algo retrasado, ya hay países en los que las ediciones digitales empiezan a ser rentables gracias a la publicidad”, dice la ex directora de lainformación.com. Según el último informe del Project for Excellence in Journalism, el 79% de los consumidores nunca o casi nunca han pinchado en un anuncio.

Sandro Pozzi, periodista de El País, apuesta por un modelo híbrido para rentabilizar el producto informativo: “Nadie ha dado con la fórmula. Pero sí creo que debe ser algo híbrido. Que cierren parcialmente los contenidos”. El periodista Jordi Pérez Colomé apunta dos posibles modelos. “Pagar muy poco por todos los contenidos o pagar sólo por algunos contenidos especializados. Es la gran incógnita: ¿De qué vivirá el periodismo en 2020?”, se pregunta. “Es curioso, porque el odiado Murdoch va a ser al final el salvador del negocio. The Wall Street Journal se paga, y venden como rosquillas”, ironiza Sandro Pozzi. “Aunque es verdad que es información bastante especializada”, matiza. El diario de Murdoch es, junto al Financial Times, de los pocos periódicos que cobra con éxito por sus contenidos en Internet.

En esta línea de negocio, Murdoch cerró los contenidos de la edición digital de The Times y los resultados son bien distintos. En apenas tres meses, el periódico ha perdido 1,2 millones de usuarios, apunta la consultora comScore. En cuanto a usuarios únicos, ha pasado de los 29 millones registrados en mayo a 9 millones en julio. Datos que no frenan a The New York Times, el más visitado en Estados Unidos, cuya web pasará a ser de pago en enero de 2011 aunque con un modelo diferente, un sistema con contador. “Cobraremos a los usuarios más adictos”, declaraba su director en una reciente entrevista en El País. “Lo bueno de utilizar un sistema con contador es que puedes ajustar el contador. El plan contempla que en los primeros años no vamos a conseguir grandes ingresos; no queremos cortar el tráfico y ganamos mucho dinero con la publicidad de la web, queremos preservarlo. Si nos damos cuenta de que el contador está cortando el tráfico, ajustamos el contador”, señalaba. Más de la mitad de los encuestados por Nielsen, prefieren usar un modelo de micropagos por determinados contenidos que suscribirse por completo a una web.

Apuesta por los contenidos

Rupert Murdoch ha vuelto a adelantarse a todos con el anuncio del lanzamiento de un periódico digital en Estados Unidos, que se distribuirá en smartphones y tabletas. “Tendremos a gente joven leyendo los periódicos”, sostiene Murdoch. Lo cierto es que los menores de 35 años son los que están más dispuestos a pagar por información en Internet, según un estudio de Nielsen dado a conocer en febrero. No obstante, casi ocho de cada diez (79%) usuarios no pagarían por esos contenidos, presumiendo que los pueden encontrar en otro lugar, señala el informe Changing models: a global perspective on paying for content online. El proyecto de Murdoch se nutriría de los contenidos de sus medios, entre ellos, The New York Post, la agencia Dow Jones, The Wall Street Journal y Fox News.

“Creo que el problema en este momento es que nos estamos perdiendo en un debate sobre el soporte, cuando la importante es el producto”, apunta el periodista Sandro Pozzi. “La clave no está tanto en el soporte, sino en la calidad del contenido, del producto que vendemos. Lo que contamos lo que importa. La forma de transmitirlo es muy importante, claro, pero de nada sirve tener una web fantástica para el iPad si no cuentas las noticias cuando pasan y en profundidad, y las presentas como es debido”, profundiza. Todos los periodistas consultados coinciden en la importancia de los contenidos. Eusebio Val, corresponsal de La Vanguardia en Roma, señala la necesidad de contar historias. “Lo fundamental no es el soporte técnico de la información, sino la viabilidad económica de los medios y la filosofía del periodismo, es decir, la capacidad –y voluntad- de invertir recursos para hacer historias, para ir a buscarlas a la calle, para viajar”.

Vanessa Jiménez diferencia entre periodismo y plataforma de distribución de contenidos: “Periodismo habrá siempre, siempre habrá que contar historias. Otra cosa es el dispositivo en el que se publiquen las noticias. ¿Habrá periódicos dentro de 30 años? No lo sé. Pero tampoco creo que sea lo importante. Cuando Wikileaks hace el trabajo que deberían haber hecho los grandes medios es que algo ha cambiado. En eso debemos centrarnos los periodistas, en cómo hacer mejor nuestro trabajo, en vez de en qué lugar publicamos”.

Para eso hace falta dinero, precisamente lo que no hay. El informe del Project for Excellence in Journalism concluye que “las pérdidas sufridas por el periodismo en el año pasado son tan serias que sobrepasan cualquier intento de innovar en el mundo de las noticias”. Los medios gastaron el pasado año 1.600 millones de dólares menos en cubrir noticias que hace diez años. “Si fomentan el interés público por la actualidad, el espíritu crítico, el pensamiento independiente, dispositivos como el iPad serán buenos para el periodismo en general. Todo depende de encontrar las fórmulas idóneas para garantizar suficiente viabilidad económica a los medios”, comenta Eusebio Val. Ideas no faltan. El PEJ defiende que “hay grandes esfuerzos en EEUU para hacer periodismo en la era digital y muchos de estos intentos renuevan el sentido de servicio público del periodismo”.

El periodismo digital gana la partida

A pesar de las dificultades económicas, los periodistas consultados no quieren oír hablar del fin del periodismo de investigación. El corresponsal de La Vanguardia, Eusebio Val, cree que seguirá existiendo, incluso en los nuevos medios. “Siempre habrá ‘gargantas profundas’ que quieran denunciar situaciones, abusos de poder, pifias del Estado, etc”, piensa. Jordi Pérez Colomé sostiene que ésta es “la peor época para ser gobernante” y Sandro Pozzi pone como ejemplos a ProPublica o The New Yorker: “Debe haber un equipo de investigación en los medios, y recursos a disposición de los periodistas”. Vanessa Jiménez advierte: “Los periodistas tenemos más herramientas que nunca. Y ojo, si no lo hacemos nosotros lo hacen otros. Las herramientas están ahí, al alcance de todos”. Porque el monopolio de las noticias ya no está en manos de los grandes grupos mediáticos. Según el instituto J-Lab, las noticias generadas por organizaciones sin ánimo de lucro generaron un beneficio de 141 millones de dólares, un ejemplo de nuevos modelos de negocio.

El fenómeno de los blogs no es tanto una nueva forma de hacer dinero como otra manera de entender el periodismo. Así lo cree la Vanessa Jiménez. “El concepto blog sí ha supuesto una revolución para el periodismo en Internet –sostiene- Hasta que se empezaron a generalizar las bitácoras, la regla general de los medios digitales era no enlazar a otros sitios. Los blogs parten de la premisa contraria: citar y enlazar. De esta forma, poco a poco los periodistas se han ido contagiando de esta forma de contar. Creo que es más honesta. Citas a la fuente, reproduces cuando es necesario y enlazas al sitio”. “Los blogs son plataformas libres de publicación. Es el fin del monopolio de publicación de grandes grupos mediáticos”, concluye.

Jordi Pérez Colomé, destacado bloguero, cree que se trata de otra forma de hacer periodismo. “En Estados Unidos, grandes blogueros como Ezra Klein o Andrew Sullivan ya trabajan exclusivamente para medios”, apunta. Sandro Pozzi no comparte esta opinión. Según el periodista de El País, sólo unos pocos ofrecen información “pura y dura, contrastada y veraz”. “Los blogs que son creíbles acaban convirtiéndose en webs o algo más estructurado”, reflexiona. Es el caso de The Huffington Post, que nació como un espacio de encuentro de influyentes columnistas para convertirse en uno de los medios más importantes de Estados Unidos, con 12,3 millones de usuarios únicos al mes, muy cerca de The New York Times.

¿Podría ocurrir eso en España? “No veo por qué no –contesta Vanessa Jiménez- Estoy convencida que habrá marcas nacidas en la Red que competirán con los sitios de los grandes medios. De hecho, si se analizan los datos de Nielsen España del último año y medio se concluye, en términos generales, que los únicos sitios que crecen son los nativos digitales”. Lainformación.com ya ocupa el noveno lugar entre los medios de comunicación en Internet, según las cifras de Nielsen del mes de julio. El medio nacido en 2009 compite de tú a tú con agregadores de noticias como Google News o Yahoo News, y supera a medios convencionales como Público, La Razón o El Periódico de Cataluña. Entre los 50 portales de noticias con más tráfico, se cuelan otros nativos digitales como El Confidencial, Libertad Digital o Periodista Digital.

Destacados están El Mundo, El País y ABC pero, obligados, se han adaptado a la era digital. El diario de Prisa camina hacia una “una redacción grande trabajando para la primera salida que es la digital, y un grupo pequeño haciendo un producto de papel”, según Gumersindo Lafuente, adjunto a la dirección de El País. ABC lanzó hace unos meses una web renovada en su apuesta por ofrecer información y opinión permanente. Y El Mundo, líder indiscutible en el mercado digital, ha convertido al periódico en “el suplemento impreso de la edición digital”, según Pedro J. Ramírez. Está claro, el futuro de los medios de comunicación se juega en Internet.

El futuro de la prensa se llama iPad

Posted in Periodismo by Jaime García on 3 marzo 2010

[Texto también disponible en miradasdeinternacional.com]

La crisis económica y los nuevos hábitos para informarse propiciaron el cierre de más de 160 periódicos estadounidenses en el último año. No hay rotativo que se haya librado de llevar a cabo una reestructuración con el fin de reducir gastos, azuzados por la caída libre de los ingresos por publicidad. La amenaza de cierre de centenarios como The New York Times o San Francisco Chronicle es una realidad.

Los ingresos que generan las ediciones digitales de los medios no son suficientes para mantener a flote un modelo empresarial que no vale para el sistema de medios actual. Los hábitos de los demandantes de información han cambiado radicalmente, tal y como demuestra el último estudio de Pew Research Center. Según los datos proporcionados por la entidad, la prensa digital ya supera a los periódicos y la radio como medio de noticias más popular, por debajo de la televisión local y nacional.

En concreto, seis de cada diez americanos leen las noticias en las ediciones digitales. El 29% de ellos tiene menos de 30 años. Un 33% de los propietarios de teléfonos móviles se informan a través de sus celulares. La mitad de los estadounidenses dice acceder a las noticias a través de los periódicos locales –el 17% en diarios nacionales- y un 54% de la población utiliza la radio. La televisión local y nacional encabezan los medios preferidos por los norteamericanos.

Pantallas, patrón preferido
Se observa que las pantallas son el patrón preferido para conseguir información y en esa coyuntura irrumpe el iPad de Apple como elemento integrador de todos los viejos medios de comunicación de masas más Internet. Las primeras aproximaciones de las empresas informativas a la Red de redes no han resultado satisfactorias, pero el significativo porcentaje de personas que se informan por sus teléfonos móviles vislumbra una oportunidad de oro para que los medios impresos salgan de la depresión.

No obstante, el éxito dependerá de cómo los medios logren adaptarse a las necesidades de sus lectores. La información meteorológica se alza como la sección más seguida para el 81% de los usuarios. La información nacional y la salud son las temáticas que continúan la lista. La información económica (64%) e internacional (62%) ocupan la cuarta y quinta plaza, respectivamente. Sorprendentemente, sólo el 52% de los lectores estadounidenses usa Internet para seguir la información deportiva, en el octavo lugar de los doce temas analizados en el estudio de Pew Research Center. El 47% sigue los vaivenes de los ‘celebrities’ en los medios digitales.

Igualmente, las empresas informativas deben tener en cuenta que la identificación lector-periódico ha pasado a mejor vida en la Red. La mayoría de consumidores de noticias en línea (el 57 %) usa entre dos y cinco fuentes diferentes y el 65% no tiene una web favorita para informarse. Solamente un quinto de los lectores estadounidenses confía en un único sitio para leer noticias.

Descargar el informe completo
Datos técnicos de la encuesta

Tagged with: ,

Más de cien periodistas asesinados en 2009

Posted in Periodismo by Jaime García on 15 febrero 2010

Decía Alexis de Tocqueville que la prensa es el instrumento democrático por excelencia de la libertad. Y, aun en el siglo XXI, ejercer el oficio del cuarto poder tiene sus riesgos. Un total de 110 periodistas murieron en el año 2009 en el ejercicio de su trabajo, según el ‘Informe mundial de libertad de prensa 2009’ realizado por el Instituto Internacional de Prensa.

Es el año más letal de la última década, con datos comparables con los de 2006, cuando fueron asesinados 100 periodistas, 46 de los cuales lo hicieron en Irak, coincidiendo con la oleada de violencia que afectó al país tras la invasión de Estados Unidos.

Rusia, Brasil e India se encuentran entre los países que integran la lista elaborada por el Instituto Internacional de Prensa. El país más peligroso para ejercer la profesión es Irak donde fueron asesinados170 de los 735 periodistas en la última década. Filipinas registró en 2009 el mayor número de asesinatos, con 38. El país asiático es el segundo más peligroso para ejercer el periodismo. En la última década, 93 periodistas murieron allí.

Colombia y México ocupan el tercer y cuarto puesto en el ranking de países más peligrosos para los periodistas. Once profesionales fallecieron en México en 2009 y seis en Colombia. Honduras registró la muerte de cinco informadores. América Latina fue la segunda región más peligrosa en el año pasado, con 28 asesinatos. Asia, con 55, registró el mayor número de asesinatos y fue el continente más peligroso del mundo en los últimos diez años. El 33% de las víctimas murieron en Asia, un total de 238 periodistas.

Oriente Medio y el norte de África, con el 27% de todos los asesinatos, fue la segunda región más letal.

53 periodistas fallecieron en África en la última década frente a los 162 asesinados en el continente americano y los 66 muertos en Europa.

Tagged with: