En Clave Internacional

Ocurrió en 2009

Posted in Siete días by Jaime García on 26 diciembre 2009

Barack Obama tomó posesión del cargo de presidente de Estados Unidos el 20 de enero. Durante su primer año de mandato su índice de popularidad cayó del 70% al 50%. Obama arriesgó todo su capital político para lograr el respaldo a la histórica reforma sanitaria que dará cobertura médica a 31 millones de personas más.

Igualmente, el 44º presidente de EEUU consiguió arrancar de China e India un compromiso para trabajar, en la medida de sus posibilidades, para acabar con el cambio climático. Obama inició los trámites para cerrar Guantánamo pese a la oposición de la opinión pública, el Congreso y las dificultades legales y envió 30.000 soldados más a Afganistán el mismo año que recibió un polémico Premio Nobel de la Paz. En el discurso de agradecimiento, el presidente norteamericano defendió el uso de la fuerza en las “guerras justas”. Las tropas estadounidenses se retiraron de las grandes ciudades de Irak en junio y presentó un programa para que los norteamericanos se fueran de Irak en 2010.

¿Adiós a los valores democráticos?

Hamid Karzai ganó las elecciones de Afganistán después de que su principal rival, Abdulah Abdulah, retirara su candidatura para la segunda vuelta. En unas sangrientas elecciones, Karzai se impuso a Abdulah en la primera vuelta por 49,67% a 30,59%. En Alemania, Angela Merkel continúa al frente de la Cancillería alemana liderando una coalición de centro-derecha. El Partido del Congreso se afirmó en el gobierno indio, Jacob Zuma fue elegido presidente en Suráfrica y el Partido Demócrata de Japón ganó los comicios después de 54 años de gobierno ininterrumpido del Partido Liberal Demócrata. Benjamin Netanyahu accedió por segunda vez al gobierno de Israel gracias a una coalición tras la victoria en las elecciones de Kadima.

En Irán, el resultado de las elecciones dio lugar a la peor crisis del régimen de los Ayatolás desde la revolución de 1979. Según los datos oficiales, Ahmadineyad ganó con el 62,63% de los votos, pero las encuestas sugerían que el opositor Musavi era el hombre elegido por el pueblo. Centenares de manifestantes fueron arrestados en las protestas contra lo que denunciaron como unas elecciones amañadas y decenas fallecieron.

Hugo Chávez ganó con el 54% de los votos un referéndum para suprimir el número de mandatos para gobernar y le perpetúa al frente del poder. En Honduras, la Corte Suprema ordenó la destitución de Manuel Zelaya como presidente después de que intentara llevar a cabo un referéndum para modificar la Constitución. Tras intensas actividades diplomáticas tras el golpe de Estado, Porfirio Lobo ganó en noviembre las elecciones, aunque muchos gobiernos no han reconocido su legitimidad.

Cambio en la geografía política
El Tratado de Lisboa salvó los últimos obstáculos tras el refrendo de Irlanda y la firma del presidente checo. El belga Van Roumpy fue elegido para el cargo de presidente del Consejo Europeo y la británica Catherine Ashton como Alta representante para la política exterior y de seguridad de la UE.

Los líderes del G-20 pactaron en la Cumbre de Londres un nuevo orden financiero global para poner freno a la recesión y evitar que vuelva a ocurrir en el futuro. Entre las medidas acordadas, pactaron crear un organismo con amplios poderes para endurecer las normas y supervisar el sector así como poner coto a los paraísos fiscales y al secreto bancario. La economía china se adelantó al resto de potencias y comenzó a rodar de nuevo a un buen ritmo de la mano del crecimiento de las exportaciones e importaciones.

Naciones Unidas acusó a Israel y Palestina de cometer “crímenes de guerra” el conflicto de principios de año. La operación ‘Plomo Fundido’, con la que Israel respondió a los ataques con cohetes de Hamás, fue el ataque aéreo más sangriento contra objetivos del grupo terrorista en 40 años. La ofensiva causó 1.300 palestinos muertos, de ellos 417 niños. 228 personas murieron en el peor accidente aéreo de la década cuando un Airbus cayó sobre el Atlántico en su viaje desde Río de Janeiro a París. Miles de personas fueron asesinadas en los últimos días de lucha en la guerra civil de Sri Lanka y 300.000 fueron desplazadas. Después de 25 años de conflicto, en el que han perecido más de 75.000 personas, los rebeldes Tigres para la Liberación Ealam Talim (LTTE) anunciaron su rendición ante las tropas de Sri Lanka.

Las mejores fotos de la década, según Reuters
• Moisés Naím: Cinco hipócritas de 2009
• Luis Prados: Promesas y conflictos que no tienen fin

Obama se encalla en Afganistán

Posted in Afganistán by Jaime García on 26 agosto 2009

Candidatos-a-la-presidencia-de-AfganistanLas encuestas auguraban una victoria clara de Hamid Karzai en las elecciones presidenciales de Afganistán pero los primeros sondeos revelan un empate técnico con el principal opositor, Abdulah Abdulah. Frente al 44% de los votos estimados para el actual jefe del Estado y del Gobierno, los primeros escrutinios, apenas el 10% de los votos, apuntan a una segunda vuelta que se podría producir el próximo 1 de octubre.

Pese a la insistencia del bando occidental en presentar los comicios como un éxito rotundo, lo cierto es que tan sólo el 33% de los votantes se atrevieron a acudir a las urnas, una cifra menor de lo que se había anunciado en un principio. Decenas de personas murieron en la jornada del pasado 20 de agosto en que se registraron centenares de incidentes armados. Pese al optimismo europeo -la UE se apresuró a considerar las elecciones como un hito en la democratización de Afganistán- el candidato Abdulah ha denunciado un fraude masivo y la Comisión Electoral de Quejas ha recibido alrededor de 800 denuncias por irregularidades.

Parece que el bloque occidental sólo quiere aceptar un resultado, el de la victoria del depredador y corrupto presidente Karzai, el símbolo del apoyo internacional al país. Y es que Obama se juega mucho en Afganistán. Llegó a la presidencia prometiendo acabar con la “guerra mala” de Irak para centrarse en Afganistán. “Esta no es una guerra de elección. Esta es una guerra de necesidad. Los que atacaron a Estados Unidos el 11-S están conspirando para hacerlo de nuevo. Si no se controla, la insurgencia talibán supondrá un refugio mayor desde el que matar a más estadounidenses junto a Al Qaeda. Así que esto no es sólo una guerra contra la insurgencia. Es fundamental para la defensa de nuestro pueblo”, ha llegado a decir Obama.

¿El Irak de Obama?
Pero si las cosas siguen degradándose, Afganistán podría convertirse en el mayor borrón en la política exterior de la actual Administración. Obama podría tener el Irak que tuvo Bush o el Vietnam de Lyndom Johnson.

“Esta no es una guerra de elección. Esta es una guerra de necesidad. Los que atacaron a Estados Unidos el 11-S están conspirando para hacerlo de nuevo”.

A pesar de que la presencia militar ha aumentado de manera significativa, se estima que la insurgencia talibán afecta a cerca del 40% de los distritos del país, y en muchos de ellos la insurgencia se ha convertido en una insurrección. Como anteriormente hizo Bush, Obama sabe que para vender una guerra a los americanos lo mejor es citar a Al Qaeda tanto como sea posible. Sin embargo, el problema en Afganistán no es que la organización terrorista que lidera Bin Landen pueda regresar a su lugar de origen, sino el riesgo que supondría sumir a su vecino y nuclearizado Pakistán en el caos y la desestabilización.

Estados Unidos tendrá muy difícil solucionar los problemas de un territorio en el que se dan hasta cinco cuestiones diferentes. A la conocida guerra contra el terrorismo heredada por Bush, se le suman otras de carácter interno como en conflicto entre suníes y chiíes. La Casa Blanca también debe hacer frente a las relaciones con Rusia por la expansión de la OTAN en el antiguo espacio soviético y al conflicto con Irán, que ha proporcionado un apoyo limitado a los insurgentes para advertir de las consecuencias de un posible ataque estadounidense. Por otro lado, India y Pakistán chocan en Afganistán, pues mientras Pakistán busca eliminar la influencia india de Afganistán, que considera como parte de su perímetro de seguridad, India valora positivamente una presencia en Afganistán con objeto de lograr una vía de entrada trasera a Pakistán.

lenguetahorizontal