En Clave Internacional

China, a la cabeza de las ejecuciones

Posted in China by Jaime García on 2 agosto 2010

Las fiestas nacionales en China están teñidas de sangre. El Gobierno las ‘celebra’ ajusticiando a un gran número de condenados, denuncia la ONG italiana ‘Nessuno tocchi Caino’. El gigante asiático es el país que más aplica la pena de muerte en el mundo, con 5.000 ejecuciones en 2009.

Un total de 5.679 personas fueron ajusticiadas en el pasado año, según la ONG, el 88% de ellas en China. El informe señala que se han seguido procesando y ejecutando a reos “sin la debida transparencia”, denuncian abogados chinos. No obstante, el gobierno chino habría reducido las penas capitales en un 30% durante el pasado año.

Estados Unidos se encuentra en el quinto lugar de la lista elaborada por ‘Nessuno tocchi Caino’, con 52 ejecuciones en 2009, 15 más que en 2008 y 10 más que en 2007. Las penas capitales se aplicaron en los siguientes estados:

Texas (24), Alabama (6), Ohio (5), Georgia (3), Oklahoma (3), Virginia (3), Florida (2), Carolina del Sur (2), Tennessee (2), Indiana (1) y Misuri (1).

Irán, con al menos 402 ejecuciones, es el segundo país de la lista, e Irak, con 77, el tercero. El cuarto lugar lo ocupa Arabia Saudí (69), seguido de Estados Unidos y de Yemen, que mató a 30 personas.

Pese a estos datos, la ONG considera que en 2009 se ha confirmado la evolución positiva de la abolicición de la pena capital, tendencia que ha continuado en el primer semestre de 2010. 154 países han decidido abolir la pena de muerte por ley. El número de ejecutados ha disminuido en 2009 respecto a los años anteriores. En 2008 se aplicaron 5.735 sentencias a muerte mientras que en 2007 fueron 5.851.

Anuncios

Frente a la crisis, menos sentencias de muerte

Posted in Estados Unidos by Jaime García on 23 diciembre 2009

La crisis económica es una de las causas por las que el número de sentencias de muerte en Estados Unidos ha registrado su menor cifra desde el restablecimiento de la pena capital, en 1976. El alto coste que supone el mantenimiento del conjunto del sistema de la pena de muerte y la creciente inquietud por las codenas dictadas erróneamente a inocentes parecen ser las causas de esta tendencia a la baja.

Es de esperar que el total de sentencias dictadas en 2009 se mantenga en 106, por debajo de las 111 de 2008, las 119 de 2007 y muy por debajo de las 284 de 1999. No obstante, el número de ejecuciones aumentó respecto al año anterior aunque eso puede explicarse por la moratoria de siete meses levantada en abril de 2008.

Texas y Virginia, los dos estados que lideran las ejecuciones, registraron un significativo descenso. Texas tuvo este año nueve sentencias de muerte frente al promedio de 34 anuales durante la década de los noventa. De las 1.189 ejecuciones llevadas a cabo en Estados Unidos desde 1976, 447 han tenido lugar en Texas.

El Estado de Virgina, por su parte, registró en 2009 una ejecución frente a las seis ejecuciones de media ocurridas durante los años noventa.

A pesar de la tendencia a la baja en la aplicación de la pena capital, la tasa de asesinatos se ha mantenido estable desde el año 2000. Richard Dieter, autor de un informe divulgado por el Centro de Información sobre la Pena de Muerte, declaró a Reuters que “la tasa de asesinatos en el país no ha cambiado mucho desde 2000, pero la cantidad de sentencias de muerte, de ejecuciones, de reclusos que aguardan la ejecución y de estados que mantienen la pena capital ha declinado durante la última década”.