En Clave Internacional

El legado de Obama

Posted in Estados Unidos by Jaime García on 22 marzo 2010

Official White House Photo by Pete Souza

Texto también disponible en miradasdeinternacional.com

La presidencia de Obama ya tiene sentido. Ya no importa si agotará dos legislaturas o se ahogará en los cuatro primeros años de mandato. En una ocasión dijo que prefería un buen gobierno de cuatro años que un mal mandato de ocho. Lo relevante ahora es que 32 millones de personas que carecían de un seguro sanitario disfrutarán de ello.

En realidad, lo que se ha calificado como un acontecimiento histórico no es más que un acto de justicia social. Un país como Estados Unidos no se podía permitir un sistema deficiente a todas luces. La primera potencia mundial ocupa el lugar 38 del mundo en expectativa de vida a pesar de invertir el 16% del Producto Interior Bruto.

Por todos aquellos que se declararon en bancarrota por tener que asumir de su bolsillo un tratamiento para su enfermedad, y para aquellos otros que renunciaron a una atención médica por falta de recursos, ha merecido la pena más de un año de complicadas negociaciones. Ha merecido la pena que la popularidad de Obama haya caído desde el 69% inicial hasta el actual 50%, según Gallup. También que los demócratas perdieran el escaño de Ted Kennedy en el Senado y que pinten bastos para las elecciones de noviembre.

América despertó con Obama en una campaña electoral mágica. Sin embargo, el encanto se rompió rápidamente; los ‘tea party’ y los ‘oath keepers’ mostraron la peor cara de EEUU. Ante las crecientes dificultades, Obama ha tenido el valor de doblar su apuesta y ha conseguido sacar adelante una reforma que se les atragantó a Truman, Nixon y Clinton.

Obama ya se ha hecho con un lugar en la historia de EEUU e inicia una nueva presidencia con múltiples retos por delante. Ha demostrado que puede hacer lo que promete pese a los obstáculos. El desempleo, la crisis económica, el déficit público, la reforma migratoria, la revisión del sistema sanitario, el cierre de Guantánamo, el replanteamiento sobre el modelo energético y el desarme nuclear, la lucha contra el terrorismo, las amenazas de Irán y Corea del Norte y el enfrentamiento cada vez menos discreto con China, en clave internacional, pondrán a prueba su recién estrenado liderazgo.

El nuevo sistema de salud de Estados Unidos
EL PAÍS
1. ¿Esta reforma garantiza cobertura universal?
La ley obliga a todos los ciudadanos norteamericanos y residentes legales a disponer de un seguro médico a partir de 2014 o pagar una multa si no lo hacen. Para ayudar a las personas de rentas más bajas, el Estado subvencionará a todas aquellas familias con ingresos anuales inferiores a 88.200 dólares o individuos con ingresos hasta 29.300 dólares anuales.

2. ¿A quién cubre esta reforma?
La Oficina de Presupuesto del Congreso calcula que 32 millones de personas sin seguro contarán con asistencia sanitaria en los próximos años.

3. ¿Quiénes quedan fuera?
Entre 15 y 20 millones de personas, en su mayor parte inmigrantes irregulares. El Gobierno puede eximir también de la obligación del seguro a ciertos colectivos por razones religiosas o étnicas, como los indios americanos. Se calcula también que un grupo significativo quede sin cobertura por vivir en la marginalidad.

4. ¿Qué ventajas tiene la reforma para los que ya tienen seguro?
Mejorará las condiciones de sus actuales pólizas con las aseguradoras privadas. Entre otras cosas, las compañías no podrán rechazar a un cliente por sus condiciones médicas preexistentes o expulsarlo al contraer una enfermedad de larga duración. Esto permitirá, por ejemplo, asegurar a miles de enfermos de sida o de mujeres que tuvieron una cesárea en el parto.

5. ¿Por qué no hay un seguro público, como en Europa?
La idea original de Barack Obama era la de incluir en la reforma la opción de un seguro público (para un 5% de la población, aproximadamente), pero eso fue rechazado durante el debate en el Congreso. Un seguro exclusivamente público al estilo europeo es de difícil implantación en un país de las dimensiones de éste y no cuenta en estos momentos con suficiente apoyo popular por razones de carácter cultural, histórico y político.

6. ¿Significa eso que la cobertura es peor o más restringida?
No necesariamente. Con esta reforma el Gobierno asume el papel de intermediario entre el público y las compañías privadas y se responsabiliza de que la cobertura sea adecuada y lo más universal posible.

7. ¿Cuándo entra en vigor la reforma?
Algunas medidas, inmediatamente. Pero las más relevantes, como las subvenciones a los no asegurados o la obligación de las aseguradoras a aceptar a todos los enfermos, empezarán a aplicarse en 2014. Técnicamente, es imposible que el sistema asuma de repente 32 millones de nuevos usuarios.

8. ¿Los norteamericanos no apreciarán ninguna ventaja hasta 2014?
Sí. Entre las medidas que entrarán en vigor en cuanto se firme hay algunas muy importantes, como la prohibición a que las aseguradas rechacen por condiciones médicas preexistentes a los menores de 19 años, la autorización a que los hijos puedan permanecer en el seguro de sus padres hasta los 26 años o las ayudas a los jubilados para pagar las medicinas.

9. ¿Todos los norteamericanos tienen que pagarse su seguro individualmente?
No. La mayor parte son asegurados por la empresa en la que trabajan. Hasta ahora, cuando perdían el trabajo, perdían también el seguro. Con esta ley, los desempleados recibirán ayuda para comprar un seguro en una bolsa que se creará para ese fin.

10. ¿Están obligadas las empresas a ofrecer seguro a sus trabajadores?
Con esta reforma lo estarán. Habrá ayudas para las pequeñas empresas que no puedan afrontar este gasto por peligro de quiebra.
EL PAÍS

Anuncios

10 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Alvaro E.Ortuño said, on 22 marzo 2010 at 23:41

    No me gusta esta reforma sanitaria, en realidad no me gustaría ninguna.
    No me gusta que exista obligatoriedad ni siquiera en los seguros.
    No me gusta que se ponga como ejemplo de justicia social, por que los términos (justicia y acción social) son consustancialmente contradictorios.
    No me gusta por que es contraria a la constitución.
    Y no me gusta por que puentea las competencias propias de los estados y hace más grande al gobierno federal.

    Dicho esto, quiero darle la enhorabuena al Presidente Obama por triunfar donde otros fallaron, por cumplir con lo pactado, por tener cintura política y renunciar a lo accesorio y sobre todo quiero felicitar al presidente Obama por ser fiel a el mismo y al proyecto que representa, sacando adelante una reforma que la sociedad no demandaba y no quería, enfrentándose a las encuestas y haciendo su trabajo que no es otro que gobernar.

    Un agrazo LIBRE. http://www.libreparaelegir.blogspot.com

  2. Laura said, on 23 marzo 2010 at 0:16

    Al final el orador genial está siendo también el político que hace. El ‘gran mito Obama’ terminará de forjarse si a los grandes discursos y a las ilusiones les siguen los actos. Parece que va en camino.

  3. Gaze said, on 23 marzo 2010 at 13:56

    Morning, blogeros:

    Concuerdo con lo que dice Alvaro, especialmente “por triunfar donde otros fallaron”, aunque el colectivo nacional no debe creer en absoluto que este “triunfo” asegure una reelección presidencial…

    Lamentablemente hay que aceptar una verdad muy grande y lo admito desde el conservadurismo que me embarga: los republicanos perdieron esta batalla porque no ofrecieron nada concreto que pudiera levantar o sacarnos del menguante y fatídico 2009, nada que pudiera traer transformaciones reales en lo venidero… solo ofrecieron subjetividades momificadas en los mitos nacionales, libertad, individualismo darwiniano y emular el legado y memoria de los padres de la patria para subir en la cadena del universo de la abundancia… leyeron el futuro económico de las próximas generaciones desde una bola de cristal haciéndo juegos predisgistadores y circense de lo que “será el país en el futuro si el “bill” se pasa…

    Sin embargo, esta reforma democrata, en concreto cristaliza el “american dream” de miles, arrancó esperanzas nuevas, especialmente de los que votaron por este gobierno, el efecto de esta nueva ley fue recibida con un doble “plus” en los digitos del stock market… bien por Obama, pero ya veremos en noviembre próximo… (:=

    Have a good day!

  4. Jaime said, on 23 marzo 2010 at 17:38

    – HOla Álvaro. yo entiendo que la sanidad es un derecho inalienable y, por tanto, el Estado debe procurarlo. Tú preferías un sistema en el que los pobres no podían costearse un tratamiento. Sincreamente, yo no. Coincido con parte de tu último párrafo, pero no en que la sociedad no lo demandaba. De verdad piensas qeu las 40 millones de personas sin seguro no lo demandaban? En lo que sí estoy de acuerdo es en que es fiel a sí mismo, desde luego. Ha demostrado qeu los líderes pueden hacer cosa, aunque estemos acostumbrados a lo contrario.
    – Qué tal Laura, seguro que su camino seguirá con mayores éxitos.
    – Hola Gaze. Rspecto a la cuestióñn de las elecciones que planteas. Crees que el Partido Republicano, que va a seguir con el discurso de no a todo, sacará rédito en las elecciones? Su estrategia le ha fallado ahora y puedo que lo vuelva a hacer. Obama se va a encargar de vender bien su victoria. Y David Plouffe anda organizando la campaña demócrata. Veremos, va a ser interesante lo que pase.

  5. emilio said, on 24 marzo 2010 at 21:46

    Me parece muy bien tu artículo y la reforma de Obama. Pero explícame una cosa: No entiendo por qué -si es una medida popular tan importante-, su popularidad ha bajado tanto?

  6. Jorge said, on 24 marzo 2010 at 23:08

    Un político que construye, es algo raro en estos tiempos.

    La mayoría o se deja mecer por el statu quo o se expone a los bandazos de la vida internacional. Rara vez se destacan por hacer algo nuevo, por creer en algo distinto a las encuestas o los sondeos de opinión. Lo que se llama tener sentido del Estado, pocos alcanzan a demostrarlo.

    Un bravo por Obama por atreverse a realizar una de las cosas que prometió.

  7. Jaime said, on 25 marzo 2010 at 0:14

    Hola Emilio, lo que tú preguntas se puede explicar por varios motivos.
    Primero, EEUU tiene una cultura que eleva el individualismo a la máxima categoría. Fruto de la ética calvinista era el sistema sanitario existente hasta el momento: curatetumismo.com. La iniciativa privada, particular, es lo que define al americano, y su fidelización a los ideales de la nación llegan a provocar situaciones insostenibles, como ocurre con el sistema sanitario.
    EEUU es un país conservador. La izquierda como la entendemos nosotros (si es que aquí ya queda algo de izquierda) allí no es viable -por eso los insultos de socialista a Obama, es como llamar Mussolini a Berlusconi- y está extendida la idea de que el estado debe tener el menor poder posible. Por eso se explica las dificultades que ha pasado Obama para aporbar la ley; además, allí el parlamento no es como aquí, los congresistas o senadores responden ante sus votante no antes sus dirigentes. Por eso Obama tuvo que retirar la opción pública que planteaba inicialmente, que el Estado ofreciera un servicio público así era absolutamente inviable.
    Otra de las razones es la preocupación por el déficit público. Obama vende la ley como algo que va a sanear las arcas del Estado pero los republicanos -y muchos que no lo son- no piensan así. Y endeudar más al país no es popular (aunque Bush no tuviera problemas para elevar el déficit todo lo que pudo para financiar una guerra).
    Otro aspecto es la gran cantidad de independientes que hay. Se fomenta el bipartidismo y esta era una ley a la que los republicanos se oponían de pleno. Eso tampoco es popular. Hoy The Washington Post en su editorial decía que, aunque habían apoyado la reforma, que la creían necesaria, no estaban de acuerdo con que Obama no hubiera aceptado propuestas de los republicanos.
    De todas formas, según Gallup, a dos días de la votación la popularidad de Obama cayó al 46%, la más baja de su mandato. Hoy estaba en el 50%. Obama también ha reconocido fallos en la comunicación de la reforma a los ciudadanos. Ahora va a hacer una gira para venderla, pero los voceros conservadores hicieron un trabajo previo muy agresivo -por ahí se explican los tea party-. Eso también hay que tenerlo en cuenta.
    También hay que tener en cuenta que EEUU eligió a Obama presidente, que entre sus promesas estrellas estaba la reforma de la sanidad, y salió elegido.Supongo que eso es una razón para contrarrestar las encuestas que hablan sobre la caída de la popularidad. REcogen estos sondeos a los cuarenta millones de personas que no tienen seguro??
    Bueno Emilio, espero haberte contestado. Supongo que los demás participantes también nos podrán ayudar a comprender la razón de su caída de popularidad.

    – Hola Jorge, totalmente de acuerdo contigo, tengo poco más que añadir,
    Saludos

  8. Gaze said, on 25 marzo 2010 at 1:15

    Blogeros:
    Es cierto lo que dice Jaime, however, esta reforma viene descolgándose con dos caras de una misma moneda. Cuarenta millones lo necesitan… ¿Será eso verdad? ¿O será esto otra forma de estrujar el bolsillo de los que trabajan y que pagan tributo anual al tío sam…?
    Otra cosa, ¿esta reforma saneará la economía actual? ¿Dará trabajo ahora o habrá que esperar una década más para agarrar un puestecito? Preguntense, ¿para quién trabaja Obama? ¿Ustedes creen que esta reforma es una victoria con un 10% de cuerpos desocupados y una economía que debilita al sector medio?

    Otra perlita a propósito de victorias populares, y propósito de la presencia del Obama populista, ya los inmigrantes comenzaron a movilizarse en vista de la victoria sanitaria.. “si se puede” vocifereaban al transeunte y al policia arropados con la bandera de su país… pitos, música, gritos y risotadas describían la demanda del “humilde inmigrante”. Así se describe la arrogancia y la ignorancia de los inmigrantes que desfilaron ayer por las calles de Washington reclamando sus derechos de ciudadanía como si eso fuera un derecho legal que les pertenece por derecho propio.

    Y lo peor de todo es que cada grupo étnico desfiló con su banderita nacional de su país ya sea de centroamerica o méxico y como pedro por su casa reclamaban a viva voz la palabra comprometida de Obama en cuanto a la legalización. Por favor! Si esto no es una barbacoa… Si quieren un green-card, por lo menos dejen las banderitas en la casa, desfilen con civilidad, demuestren respeto por la bandera americana que les abrió la puerta, aunque sea simbolicamente de manera que los estereotipos hispanizados se esfumen, aprendan inglés y respeten las normas de civilidad ciudadana.

    Se estima en doce millones los indocumentados, personas de todas las edades que sin pagar impuestos reciben ayuda médica cuando necesitan atención a costa del bolsillo de los que pagan. Ahora, deberán pagar $ 700 dolóres anuales si quieren hospital…. Con esta nueva reforma, se les acabó el “free ride..” y espero con ansias que les den su tarjetita para que así todos nos igualemos economicamente con el tío sam…(:=

    Have a good day!

  9. emilio said, on 3 abril 2010 at 17:41

    Muchas gracias por tus aclaraciones, Jaime. La verdad es que estamos acostumbrados a un sistema político que funciona de forma diferente y es difícil trasladar lo que allí se cuece. Creo que los grandes medios -las televisiones y los diarios nacionales- deberían no sólo contarnos los resultados. También deberían dar unas explicaciones similares a las que aquí se dan. Un saludo: emilio

  10. […] está decidido a convertir la reforma sanitaria en uno de los bastiones de su mandato. Más de un año de legislatura, innumerables dificultades en […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: