En Clave Internacional

¿Qué lobbies influyen más?

Posted in Estados Unidos by Jaime García on 26 julio 2010

En ningún país como Estados Unidos son tan acusadas las actividades de presión de ciertos grupos de interés. A pesar de que el cabildeo está reconocido en la Carta de Derechos como una manifestación de la libertad de expresión, los intereses de las grandes compañías confrontan con los de los ciudadanos.

Los lobbies son grupos de presión que ponen en marcha una extraordinaria maquinaria de relaciones públicas y presiones políticas con el fin de orientar las decisiones de los aparatos gubernamentales a su favor. El presidente americano, Barack Obama, ya manifestó en The Audacity of Hope su disconformidad con el funcionamiento de estos grupos:

Para mí no es lo mismo un grupo de presión empresarial cuya fuerza se basa exclusivamente en el dinero, que un grupo de individuos que sostienen las mismas ideas -ya sean trabajadores textiles, aficionados a las armas, veteranos o familiares de granjeros- y que se unen para defender sus intereses.

Y es que no hay más que echar un vistazo a los grupos más influyentes. Una lista elaborada por Lobby Watch que recoge los 100 grupos de presión más importantes sitúa entre los diez primeros a la Asociación Estadounidense de Médicos y la Asociación Estadounidense de Hospitales. Ambas han invertido millones y millones de dólares para impedir una reforma del sistema de salud como el que Obama logró aprobar diera cobertura a millones de ciudadanos que carecían de ella.

Apenas hay seis lobbies relacionados con los intereses de los ciudadanos; los sindicatos, tres asociaciones de jubilados, un grupo que integra a los agricultores y la Asociación de Abogados Procesales. La Cámara de Comercio aparece como el lobby que más gasta, seguido del Grupo Altria (industria del tabaco) y General Electric. Entre 1998 y 2004 –son los datos que ofrece Lobby Watch- los diez lobbies más grandes gastaron casi mil millones de dólares en actividades de relaciones públicas.

La brecha que separa a los ciudadanos de sus representantes políticos viene dada por realidades como esta. La gente de a pie se queja –con razón- de que los gobiernos están al servicio de las grandes corporaciones. La capacidad de influencias de las multinacionales cercena los fundamentos democráticos; la libertad de expresión y la igualdad de oportunidades dan más voz a los que tienen más recursos.

Los valores que sustentan el sistema democrático se han convertido en su peor enemigo. Sobre todo, en Estados Unidos, donde la actividad de los lobbies forma parte de la cultura nacional. La transparencia, además, es máxima. El Boletín Trimestral del Congreso y la web de la Comisión Electoral Federal se encargan de dar a conocer las actividades de cabildeo de los grupos de presión.

Aquí radica una de las dificultades que tiene que superar Obama, decidido a otorgar más poder a los ciudadanos frente a las organizaciones empresariales. Los dos grandes logros de su mandato –reforma sanitaria y financiera- van en esa dirección pero los índices de popularidad le son esquivos. Pasan los meses y Obama no remonta. Según Gallup, el nivel de aprobación es del 46% frente al 47% desfavorable. Y noviembre está a la vuelta de la esquina y la igualdad entre republicanos y demócratas es máxima, según la última encuesta de Gallup.

Anuncios

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Gaze said, on 27 julio 2010 at 15:48

    “Obama, decidido a otorgar más poder a los ciudadanos frente a las organizaciones empresariales.”

    Lobbies, este es el problema de Obama, y por eso no hay trabajo para levantar la economía, Obama no inspira “amor por el dinero”, todo lo contrario, cree que hay que castigar la ambición empresarial… ya ves como atacar esa ambición ha dejado sin trabajo a más de 15 millones de trabajadores y una economía en estagnación… Esa millonada de trabajadores ya no le creen, y los lobbies pagará para que no se le otorgue un segundo término (por eso tambien le negaron el voto mayoria para limitar donaciones a candidatos(… simple, Jaime: “el poder está en la plata, hacer más plata para obtener poder…” Familia Médici, hacedores de bancos, de la política y renacimiento europeo.

    Aun el mismo simpatizante de la política de Obama se lo dijo en una reciente columna, Fareed Zakaria.

    Saludos!

    http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2010/07/04/AR2010070403856.html

    • Jaime said, on 28 julio 2010 at 10:26

      Hola Gaze,
      Supongo que el paro y la crisis no los provocó Obama… Si no recuerdo mal, todo ocurrió durante la presidencia de Bush. Que llevó la libertad de mercado hacia extremos inimaginables y dejaba la guerra en manos privadas, entre otras cosas. La democracia, Gaze, es de los ciudadanos. El poder está en el pueblo, o así debería ser. Así que yo aplaudo cualquier medida que merme poder -aunque sea poco- a las empresas en favor del pueblo.
      Saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: